Lucran con programas oficiales de apoyos para viviendas. 300 pesos o “no hay de piña”.

Señalan a “coordinadora” de “Chiapas Solidario”. Afecta a los más pobres, denuncian.

Los viejitos se quedaron con su choza por derruirse.

Palenque, Chiapas.

ENRIQUE ROMERO.

La de blusa azul es la “coordinadora” denunciada por lucrar.Guadalupe Pérez Hernández, habitante de la colonia y quien se ostenta como coordinadora del programa de apoyo social del Gobierno del Estado, “Chiapas Solidario”, fue señalada de aprovecharse del desconocimiento y credulidad de habitantes de escasos recursos en esta ciudad, particularmente de la tercera edad, pues algunos de los afectados denunciaron que “Lupita” les pidió 300 pesos para que fueran beneficiadas por el ayuntamiento mediante la entrega de material de construcción del programa “Vivienda Digna” y como no le dieron, por su extrema pobreza, a ellos no les tocó esta ayuda que debe ser gratuita.

 

Indignacion y tristeza por gente sin escrúpulos.La señora Socorro Damas Jiménez , de 85 años de edad y de condición económica vulnerable denunció indignada y entristecida que ella estaba considerada como beneficiaria para recibir el paquete de materiales de construcción, con un costo de 15 mil 961 pesos, del programa, por no darle los 300 pesos a la presunta coordinadora, quien también vive en la colonia Pakal-Ná, donde fueron beneficiadas 30 familias con el programa municipal de “Vivienda Digna”, ella quedó excluida pues los paquetes se entregaron al mejor postor y quien cobró el dinero fue “Lupita”..

 

“Estoy muy triste -comentó doña Socorro-, no tengo palabras para decirle cómo me siento ahora que ya que no voy a tener mi casita donde pasar mis últimos días con mi esposo, Fermín Reyes Hidalgo, que ya tiene 75 años y ya no puede trabajar; por lo que nos ganamos la vida criando pavos y haciendo tamalitos para vender y con lo poco que nos dan nuestros hijos ahí la vamos pasando”, detalló la denunciante.

 

Al borde de las lágrimas, la anciana agregó: “no es justo que Lupita, me haya hecho esto, que me haya dejado sin poder construir una casa nueva porque en la que ahora vivo, fíjese usted, ya casi se está cayendo”. Y sí, lo que ella llama casa, una choza ubicada en la calle la Manga del barrio Linda Vista de la colonia Pakal Ná, construida con retazos de madera apolillada y cuyo techo de lámina registra filtraciones por doquier, está realmente a punto de derrumbarse.

 

La anciana relató que a ella solamente le enviaron un viaje de grava, mientras que “por aquí pasaban los camiones llenos de materiales para las otras casas y para mí nada”. Las familias beneficiadas recibieron 31 bultos de cemento, 13 piezas de Armex, 490 blocks, 10 kilos de alambre, 15 kilos de clavos, 3 piezas de varillas de 3/8; entre otros materiales con valor de 15 mil 961 pesos, paquete que las familias sin los 300 pesos o más para Guadalupe Pérez Hernández, no pudieron recibir, de acuerdo a lo investigado.

Humilde vivienda de la anciana denunciante.

Anuncios