Se inconforman vecinos por lentitud en obra de drenaje en Palenque.

Zanjas abiertas y exposición a la contaminación por la lentitud del Sapam, critican.Las zanjas son un peligro para los niños.

Palenque, Chiapas.

ENRIQUE ROMERO.

Vecinos del barrio San Juan de esta ciudad manifestaron a este medio su inconformidad por la lentitud con la que el SAPAM ejecuta una obra de drenaje en esa zona, lo que los expone innecesariamente al peligro de las zanjas abiertas y la contaminación de las aguas negras por lo que urgieron al organismo a concluir los trabajos a la brevedad posible, antes que las lluvias continúen y se vean sus casas inundadas con aguas residuales.

 

Padecen las contaminacion de las aguas negras.Aseguran vecinos de las calles Abasolo y Emilio Rabasa, ubicadas en el barrio San Juan, que llevan ya 15 días los trabajos de introducción de nuevos tramos de tubería, en la línea general del drenaje se han prolongado innecesariamente por lo que tiene que lidiar con calles destrozadas, corrientes constantes da aguas residuales, fétidos olores y peligro para quienes transitan por el lugar en los 35 metros de zanjas abiertas por el Sapam.

 

Raúl Gómez Hernández, vecino de dicho barrio y uno de los afectados, recordó que desde hace 10 años han buscado el solucionar el problema del drenaje y cuando finalmente el SAPAM atiende la introducción de nuevos tramos “los trabajadores se la pasan flojeando, tomando bebidas alcohólicas y abandonan los trabajos a cada rato; y si te das cuenta como está la calle, después de 15 días, es una cochinada. Rompieron la línea del agua entubada y se mezcla con aguas negras, haciendo imposible que la usemos para el uso doméstico. La pestilencia no se aguanta a después del medio día”, detalló.

 

La anciana ya no haya dónde meterse.“Son tan solo 35 metros los que se están reparando y llevan más de dos semanas y no han avanzado nada; y eso que los trabajos de excavación los realizaron con una máquina. No retiraron la tubería vieja y están colocando la nueva sobre ellas sin la suficiente profundidad por lo que no presentan el desnivel necesario para que corran las aguas negras. Prevemos que el problema prosiga cuando se terminen los trabajos”, advirtieron Héctor López Cabrera y su hijo Jaime López Mendoza, a cuyas puertas de sus casas llegan las aguas residuales, razón por la que ya no permiten que sus hijos salgan a la calle a jugar, pues podrían caer en las zanjas.

 

Y si ellos tienen muy de cerca las aguas negras, la señora Adela Montejo Jiménez, tiene más de que quejarse pues cuando se azolva la tubería las aguas negras entran a la casa de esta mujer de 60 años de edad, viuda, enferma, pobre y con dos nietos que cuidar, quien solamente comentó: “Mi casa se llena de agua y tengo que respirar lodo podrido todo el día. Espero que acaben rápido los trabajos antes de que empiecen las lluvias, porque se van a enfermar mis nietos con tanta cochinada”.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s