Para los mayas los gobernantes al morir renacían como divinidades: especialista.

Servían de “enlace” entre los dioses y los mortales. Lápida de Pakal glorifica el culto funerario.

Recreacion de Palenque en el periódo clásico.

Palenque, Chiapas.

ENRIQUE ROMERO.

Culto funerario de Pakal.Al hacer analogías entre los cultos funerarios actuales de esta zona y los que practicaban los antiguos mayas, el arqueólogo Benito Venegas Durán, investigador de la zona arqueológica de Palenque destacó que la lápida de la famosa tumba de Pakal, en el Templo de las Inscripciones, “glorifica a Pakal como un gobernante que, al morir, renace como una divinidad. Transita por los niveles del universo, sirviendo como enlace vital entre los dioses y sus descendientes terrenales”.

 

 

 

Tras señalar que muchos elementos de los cultos funerarios de los antiguos mayas persisten en nuestras tradiciones de Día de Muertos, como el uso de frutos en los altares a los fieles difuntos, resaltó que “Los antiguos mayas creían que los gobernantes muertos eventualmente renacían, emergiendo del mundo subterráneo como árboles frutales”.El arqueólogo detalló el simbolismo funerario de los mayas.

 

 

 

El especialista detalló que “En su sarcófago, K’inich Janahb’ Pakal mandó esculpir las figuras de sus padres fallecidos: el señor K’an Mo’ Hix y la señora Sak K’uk’, quienes salen de la tierra junto con árboles de nance y cacao. En el lado oeste del sarcófago, están representados otros tres antepasados de K’inich Janahb’ Pakal. El primero es el señor Janahb’ Pakal I, probablemente su abuelo, quien surge de la tierra con un árbol de guayabo. Después se encuentra la señora Yohl Ik’nal, gobernante palencana entre los años 583 a 604 d. C., quien es asociada con un zapote”.

 

 

 

La lápida de Pakal está llena de simbolismos.“Esta galería de antiguos gobernantes palencanos indica que, al morir, los antepasados adoptaban una forma de existencia que les permitía seguir beneficiando a sus descendientes y a la colectividad en su conjunto, ofreciéndoles fuentes perdurables de sustento. Retornaban al ámbito terrenal junto árboles frutales y por esta razón eran seres sagrados que debían ser reverenciados”, explicó Venegas Durán.

 

 

 

Las inscripciones de Palenque, reveló, relatan que el gobernante K’inich Janahb’ Pakal, “entró al camino”, es decir murió, el 28 de agosto de 683 d. C. El cuerpo de Pakal fue depositado en el sarcófago de la cámara funeraria del Templo de las Inscripciones

 

 

 

En la lápida, “Pakal fue representado como el dios K’awiil, patrono del cultivo del maíz y de la agricultura en general. Pakal está reclinado sobre un mascarón del Monstruo Cuatripartita, entidad que representó al plato que contenía las ofrendas para los dioses. Como si renaciera, emerge de las profundidades del mundo subterráneo, saliendo de las fauces de un ser llamado Sak B’aak Naah Chapaat, “Primer Ciempiés de los Huesos Blancos”, el “nahual” del dios K’awiil”, describió.

Paquetería electoral a la capital. Va “escoltada” por perredistas palencanos.

Concluye el PRD dos semanas de “montar” guardia ante el Consejo Municipal. Esperan fallo del Tribunal.

Militantes de los partidos en disputa presenciaron el traslado.

Palenque, Chiapas.

ENRIQUE ROMERO.

Este martes a las 6:00 horas la paquetería electoral de 108 casillas computadas, de la elección para la presidencia municipal de Palenque, fue trasladada por el Instituto Estatal Electoral del Consejo Municipal a la capital chiapaneca, “escoltada” por 5 vehículos con una treintena de perredistas que quieren estar seguros que la paquetería llegará sin contratiempo a Tuxtla Gutiérrez.

 

La paqueteria de Palenque en espera de los tribunales.Con ello concluyen más de dos semanas del campamento que los perredistas de este municipio montaron frente al Consejo municipal Electoral luego de que la policía municipal recibiera un reporte de merodeadores en las inmediaciones del Consejo Municipal en el que se guardaba la paquetería electoral sin vigilancia alguna, lo que motivó el recelo de los militantes del Sol Azteca palencano. A esta acción se sumó la vigilancia exterior del Consejo Municipal Electoral por parte de la policía Municipal.

 

Las presuntas irregularidades denunciadas por el PRD, aunadas a la muy estrecha diferencia de 229 votos entre el declarado ganador, Alfredo Cruz Guzmán (9,298) candidato de Convergencia, y Miguel Ángel Zúñiga Urbina (9,069), motivaron la guardia permanente de los perredistas, como “medida precautoria”, para que los paquetes lleguen intactos hasta el IEE, donde esperarán que el Tribunal Estatal Electoral autorice la apertura de algunos con los que esperan “dar la vuelta” al resultado de la elección “y se reconozca nuestro inobjetable triunfo”, declaró el ex-candidato perredista, Zúñiga Urbina, quien encabezó la caravana que irá escoltando, junto con la policía estatal preventiva, la paquetería electoral que contiene los 31 594 votos emitidos el pasado 7 de octubre.

 

Por primera vez, luego de la sesión de cómputo, militantes de Convergencia también acudieron a presenciar la partida de la paquetería electoral, la cual se realizó bajo la supervisión del coordinador regional del IEE en un camión Torton, con placas 937-DW-4, el cual ya traía en su carga las paqueterías electorales de la elección a diputado local por este distrito, y las municipales de Catazajá, La Libertad y Ocosingo. No obstante, en Palenque, los consejeros municipales tuvieron que cargar ellos mismos al camión la paquetería electoral, lo que fue observado por perredistas y militantes de Convergencia, sin que se presentaran altercados.

 

El ex-abanderado del PRD, antes de partir en la caravana de “custodia”, reiteró que la elección estuvo plagada de irregularidades e inconsistencias e hizo votos porque el Tribunal Estatal Electoral “limpie” la elección, “pues la ciudadanía reclama que se respete su voto y nuestro partido que se reconozca nuestro triunfo. El PRD seguirá gobernando en Palenque”, aseguró.

El candidato perredista encabeza la caravana de custodia.

Fatal encontronazo deja 3 muertos sobre la carretera Palenque-Villahermosa.

Un autobús embistió a una camioneta. Quedó prensado un tripulante. Pasajeros con lesiones leves.

El cuerpo inerte quedo a un costado de la carretera.

Palenque, Chiapas.

ENRIQUE ROMERO.

Un terrible encontronazo entre una camioneta de redilas y un autobús de pasajeros dejó un saldo trágico de 3 personas muertas y algunos otros lesionados de poca gravedad, a la altura del crucero de Jonuta, sobre la carretera federal Palenque-Villahermosa, este lunes, alrededor de la 1:00 horas.

 

Quedó atrapado entre un amasijo de hierros retorcidos.Los primeros reportes proporcionados por la Cruz Roja Palenque, una de las primeras en acudir a atender a los heridos, señalan que muy probablemente los ocupantes de la camioneta Nissan, tipo estaquitas, venían alcoholizados y a alta velocidad, aunado a la pertinaz lluvia, por lo que probablemente sin precaución hicieron alguna maniobra imprudente que provocó que el autobús de pasajeros los impactara con brutal fuerza, falleciendo en el acto los tres tripulantes de la camioneta de redilas.

 

Se trata de Pedro Hernández García, originario de Macuspana, Tabasco, cuyo cuerpo fue encontrado a orillas de la carretera, entre la maleza, y Agustina Méndez Díaz, una mujer originaria del ejido San Patricio, Catazajá, cuyo cuerpo quedó debajo del autobús que arroyó a la camioneta. El tercer tripulante no pudo ser identificado por la Cruz Roja de Palenque, cuyos socorristas, junto con la Cruz Roja de Emiliano Zapata, Tabasco, lucharon durante horas para poder extraer el cuerpo inerme de la victima, un varón, que quedó atrapado entre los hierros retorcidos de la camioneta.

 

Los pasajeros del autobús con placas 043-RK-5, número económico 04, tipo turismo con rotulo de la empresa Autobuses de Jalapa (ADEJ), estudiantes de Tenosique, Tabasco que se dirigían a Villahermosa, resultaron con lesiones menores como contusiones, abrasiones y luxaciones; ninguno de gravedad. Apenas ocurrido el accidente y percatándose que los pasajeros de la camioneta se encontraban muertos, el conductor del autobús se dio a la fuga. Al lugar de los hechos acudió la Policía Federal Preventiva, la policía municipal de Palenque y la policía municipal de Catazajá, al igual que los socorristas de Cruz Roja.

A esto quedó reducida la camioneta embestida por el autobús.

Volcadura de camioneta de pasaje deja 8 lesionados.

Mal tiempo y mucha velocidad las causas. Ninguno de los heridos está grave.

Contra un árbol terminó su loca carrera.

Palenque, Chiapas.

ENRIQUE ROMERO.

El mal tiempo y el exceso de velocidad parecen haber sido las causas de la volcadura de una camioneta de pasaje ejidal que se accidentó este domingo por la noche con un saldo de 8 lesionados, afortunadamente ninguno de gravedad.

 

Fuertes lesiones pero ninguna de gravedad.Elementos de la Cruz Roja Palenque informaron haber atendido a los heridos a la altura del kilómetro 37 de la carretera Palenque-Ocosingo donde una camioneta color blanca, con franja verde y con lona azul en la caja, se encontraba volcada sobre el acotamiento de la carretera, junto donde hay un hoyanco de regulares proporciones y hasta donde fue a parar el vehículo al colisionar con un árbol.

 

Afortunadamente, ninguno de los 8 lesionados se encuentra en estado de gravedad, aunque sí hay varios con fuertes lesiones. De acuerdo con los informado por la benemérita institución, Eloísa Montejo Jiménez, de 17 años y del ejido 20 de Noviembre, presentó abrasiones en la parte frontal del cráneo y lesiones en el rostro, además de dolor abdominal. María Álvaro Arcos, de 46 años y del ejido León Brindis, resultó con contusiones en tórax y abdomen y en el brazo derecho.

 

Los lesionados fueron trasladados por Cruz Roja.Ofelia Méndez Méndez, de 38 años y del ejido León Brindis, refirió dolor abdominal y en la pierna; Pascual Arcos Pérez, de 24 años y del ejido 20 de noviembre, registró lesiones menores en torax y la mano izquierda; el niño Wilbert Arcos Arcos, de 11 años y del mismo poblado, refirió lesiones menores en la parte frontal del cráneo y el fémur. María Arcos López, de 40 años y del mismo ejido también con lesiones menores, en tanto que Sarai Acosta Pritcil, de 17 años, registró daños en el tabique nasal y dolor en abdomen y el brazo izquierdo. Finalmente, María Vázquez Arcos, de 14 años y también del ejido 20 de Noviembre, refirió luxación del brazo derecho.

 

Los heridos fueron trasladados por la ambulancia de Cruz Roja al hospital regional donde se les atendió. Varios de ellos fueron dados de alta esa misma noche, en tanto que los casos más severos quedaron internados para atenderlos debidamente.

Alta cocina palencana del clásico maya.

Para la elite exquisiteces; para el pueblo pozol agrio y tamales sólo en fiestas. Se perdieron de los tacos. (Reportaje)

Los nobles ten�an gustos muy refinados.

Palenque, Chiapas.

ENRIQUE ROMERO.

Estudios arqueológicos y antropológicos sobre los hábitos alimenticios de los mayas de Palenque confirman que hace mil Los tamales eran platillos miy elaborados.400 años comer bien era un placer reservado para la clase dominante. Para la elite palencana exquisiteces: tamales de iguana, chocolate espumoso, tortuga adobada, venado asado. Para el pueblo: pozol agrio, frijoles, chile y tamales -pero sólo en ocasiones especiales-. Poco cambió en los últimos 14 siglos, de acuerdo con uno de los pocos estudios que sobre el particular existen de los mayas antiguos, elaborado por el arqueólogo Roberto López Bravo, quien durante años realizó investigaciones de campo en Palenque y fue director del Museo de Sitio “Alberto Ruz L’Huillier”.

 

El Maíz.Representacion del ma�z en la Cruz foliada de Palenque.

 

“Toda discusión sobre las costumbres culinarias del México antiguo, debe empezar recordando que el maíz fue la base primordial de la cocina mesoamericana, papel central que aún conserva”,advierte el investigador quien detalla que algunos relatos de los conquistadores, mencionan la técnica de procesamiento para elaborar masa de maíz (nixtamalización), que se utilizaba para preparar pinole, pozol, atole, tortillas y tamales; técnica utilizada hasta la aparición de harina de maíz industrializada.

 

Las fuentes históricas.

 

López Bravo basa sus investigaciones en las descripciones que realizaron los primeros europeos que Las vasijas con imagenes son fuentes históricas.entraron en contacto con los mayas, las que complementa con el análisis de patrones de preparación de alimentos regionales contemporáneos, imágenes y textos que decoran vasijas cerámicas y, en circunstancias especiales, algunos restos de alimentos depositados en ellas; y, finalmente, las excavaciones de unidades residenciales de Palenque en los que se han recuperado basureros repletos de restos de fauna consumida por las familias que ahí vivieron. Todo esto permite recrear las costumbres culinarias de los antiguos palencanos, área apenas explorada por la arqueología.

 

López Bravo puntualiza que “los diccionarios coloniales han sido utilizados para el desciframiento de algunas inscripciones en vasijas mayas, surgiendo casos de identificación de ciertas bebidas. Ciertas vasijas decoradas con el glifo ul -traducido como “atole”- servían para tomar una bebida elaborada con maíz tierno y muy bien molido, que todavía se prepara en Yucatán”. No obstante, señala que los investigadores actuales no han alcanzado un acuerdo respecto a los nombres mayas de los platillos, su origen y preparación exacta; “sabemos el origen náhuatl de términos como pozol, atole, tortilla y tamal, mismos que fueron utilizados por los conquistadores para describir platillos mayas”.

 

No disfrutaron los tacos.

 

Las tortillas fueron posibles al inventarse el comal.El platillo distintivo de la cocina mexicana es el taco. Seguramente Cuauhtémoc y Cuitláhuac los disfrutaron y hasta convidaron a Cortéz algunos de pavo o venado, no así el famoso rey Pakal ni la linajuda Reina Roja, ni el poderoso Kan Balam II, y es que los arqueólogos asumen que las -hoy irreemplazables- tortillas no eran consumidas en las tierras bajas mayas durante el Periodo Clásico (600-900 d. C.), época en la que por esta zona no existían los comales utilizados para cocinarlas. Fueron introducidos del centro de México en épocas posteriores, refiere López Bravo.

 

El “meneito” secular del pozol.

 

Continua la tradicion y el meneito del pozol.Común hoy en día al sureste mexicano, el pozol (Keyem en maya yucateco) era para los mayas el método más sencillo de procesamiento de maíz y el de mayor consumo generalizado. El pozol se puede describir como una bebida refrescante elaborada con masa agria de maíz y agua, que era el principal alimento de la gente común, y que hoy continúa siendo bebida tradicional del sureste mexicano. El “meneito” de la jícara del pozol está arraigado en el subconsciente colectivo de nuestra gente tras unos 2 mil años de practicarlo; y lo mismo -hoy como ayer- el pozol simple del campesino, único acompañante en sus arduas jornadas, y el exótico y tabasqueño pozol agrio con chile amashito, o el más refinado y muy nutritivo pozol con cacao.

 

A buscar en los basureros

 

Las descripciones de los conquistadores españoles a su llegada a Yucatán, siglo XVI, son la principal fuente de información, pero no la única. Imágenes y textos que decoran vasijas cerámicas del Clásico maya, y restos de fauna consumida por las familias que vivieron en unidades residenciales, cuyos basureros han sido recuperados durante excavaciones arqueológicas, forman parte también de la llamada “antropología de la comida”.

 

Yerbas y frutos de milenaria tradición.Casi vegetarianos.

 

“Si bien el maíz fue el alimento básico de los antiguos mayas, algunos investigadores insisten en recordar la existencia de otras nutritivas plantas que también fueron utilizadas intensivamente, incluyendo árboles como el ramón y raíces como la yuca y la malanga”; a lo anterior, el investigador agrega que “El consumo de la yuca ha sido identificado en numerosos entierros, ya que ocasiona un desgaste identificable en la porción interna de los caninos e incisivos inferiores”.

 

Pozol por la mañana, carne en la noche.

 

Los textos de Diego de Landa y Gaspar Antonio Xiu, mencionan la preparación y consumo de tres comidas al día: un desayuno al amanecer, un almuerzo al mediodía y una comida más abundante al final de la jornada. Las dos primeras comidas consistían en pozol acompañado por chiles, frijoles, vegetales o frutas, mientras que la comida al final del día tenía un valor proteínico más alto, incluyendo platillos con carne. “Datos etnográficos modernos y también evidencias arqueológicas, permiten establecer que el pozol y los guisos se servían principalmente en jícaras, aunque en ocasiones especiales se utilizaban vajillas de cerámica como cajetes simples de paredes rectas”, revela el arqueólogo.

 

El “Laboratorio de los chirmoles”

 

La yuca es una raiz como la papa.“La preparación del pozol era menos difícil que la preparación de guisos con carne que implicaba mayor esfuerzo y dedicación por parte de las mujeres. Los animales eran procesados hasta obtener porciones pequeñas que eran incorporados en salsas (kool) o incluidas al interior de tamales”. “El pozol era el alimento disponible y preferido por la mayor parte de la población, la gente común. La preparación de platillos más sofisticados era para ocasiones especiales, como fiestas familiares, mientras que la elite disponía de métodos y recursos para prepararlos con mayor frecuencia, para ser consumidos durante la celebración de grandes convivios, y festividades religiosas”, apunta López Bravo.

 

Tamales: para los vivos y los muertos.

 

El tamal –waaj– destaca entre los platillos identificados, ya que fue representado con frecuencia en vasos decorados. Las inscripciones glíficas también identifican a ciertos utensilios como “platos para comer tamales”, e incluyen en ocasiones el nombre de su dueño. Un buen número de estos grandes platos, seguramente conteniendo tamales, fueron incluidos como ofrendas funerarias en las tumbas de Pakal y la Reina Roja en Palenque.

 

Lujosas vajillas para la elite.Los vasos decorados y los códices proporcionan información sobre la forma y tamaño. Los tamales eran de forma circular, y alcanzaban un diámetro de 15 cm o más, a juzgar por las representaciones pictóricas en donde se observan 3 o 4 tamales en un plato. Estos tamales se forman con capas sucesivas de masa, trozos de carne y salsa, se envuelven en hojas de aguacate y se depositan en hornos de hoyo, mejor conocidos como pibil.

 

El códice Madrid y el Códice Dresde muestra platillos más suculentos y apreciados, incluso para ofrecerlos a los dioses: tamales rellenos de venado, iguana y pescado. La elite palencana preparaba delicias culinarias de este tipo, tomando en cuenta el alto número de peces y venados, aunque la presencia de huesos quemados sugiere que estos animales ocasionalmente se preparaban asados.

 

De kakaw a chocolate.

 

El chocolate, kakaw entre los mayas, era procesado para ser consumido como bebida, simplemente mezclado con agua, o bien, como parte de mezclas más complejas, las cuales incluían pozol, mezcla que todavía es muy frecuente en Tabasco, Chiapas y Yucatán. Gracias a la traducción sabemos como eran preparadas y servidas algunas de estas bebidas. La espuma se obtenía al traspasar la bebida entre dos vasijas y no con un molinillo. En un vaso policromo del Clásico Tardío se observa el procedimiento, realizado por una mujer que vierte chocolate entre dos grandes vasos cilíndricos. Entre los mayas los vasos cilíndricos eran el tipo de vajilla cerámica más relacionada con el chocolate.

 

“La antropología de la comida permite vislumbrar nuevas interpretaciones de datos arqueológicos. En Palenque permitirán entender si los patrones alimenticios observados están vinculados con preferencias regionales específicas, o con modificaciones en el medio ambiente que afectaron el consumo de carnes de mamíferos, impulsando su sustitución por especies acuáticas como peces y tortugas. De especial importancia serán los estudios de distribución de las vajillas de lujo utilizadas para servir platillos altamente estimados que, si no eran completamente exclusivos de la elite gobernante, sí eran consumidos con mayor frecuencia por sus miembros”, concluyó el investigador.

Culto funerario de los mayas persiste en costumbres que no deben perderse.

Afirma arqueólogo durante conferencia en el Museo de Sitio. La tumba de Pakal un icono del arte funerario.

Mucho de las tradiciones mayas perduran

Palenque, Chiapas.

ENRIQUE ROMERO.

La lápida funeraria de Pakal una obra maestra de la lapidaria maya.Tras afirmar que en las tradiciones del “Día de Muertos” continúa mucho de las costumbres y cosmovisión que tenían los cultos funerarios de los antiguos mayas, el arqueólogo Benito Jesús Venegas Durán, quien ha trabajado en casi 20 entierros en las ruinas de Palenque durante los últimos dos años, se pronunció porque esas costumbres continúen y no se pierdan porque forman parte de nuestras raíces, cuyo máximo exponente de arte funerario es precisamente la famosa tumba de Pakal, en el Templo de las Inscripciones, de la zona arqueológica de Palenque.

 

Lo anterior fue durante una conferencia organizada por INAH, que el arqueólogo ofreció en el auditorio del Museo de Sitio ante decenas de estudiantes de bachillerato y otras personas interesadas en la cultura maya, justo a pocos días de que ya se ha abierto al público la nueva sala del museo donde se encuentra la réplica de la tumba de Pakal, una de las dos obras museográficas más importantes de México, efectuada durante el año anterior, que permite al visitante tener una visión integral de la tumba más importante de América, como ha sido calificada por especialistas.

 

Un entierro hallado en Palenque.El arqueólogo señaló las analogías entre los ritos funerarios de los mayas con las tradiciones del “día de Muertos” y los altares que la gente de esta zona pone hoy en día a los difuntos. Indicó que por ejemplo en algunas de las tumbas de la milenaria ciudad de Palenque se han encontrado platos cerámicos con el glifo o inscripción del vocablo maya para lo que hoy conocemos como tamal, vianda que en los altares modernos dedicados a los difuntos resulta indispensable al igual que el pozol, pues suponían los antiguos mayas que las almas de sus seres desaparecidos necesitarían beber y comer en su descenso al inframundo (Xibalbá) de donde ascenderían a las regiones celestes para encontrarse con Itzamná, la deidad superior.

 

El especialista reseñó que pese a que la cosmovisión religiosa de los mayas del clásico es la misma, las tumbas y las ofrendas difieren principalmente por la situación económica y social del difunto, de ahí que se hayan encontrado entierros en los que solamente se a escavado una fosa y depositado el cuerpo cubierto únicamente con tierra, a tumbas en las que con piedras y lápidas se delimitan y se encuentran restos cerámicos que contenían ofrendas, hasta entierros de personajes reales tan fastuosos como el de Pakal y el de la llamada “Reina Roja”, que debe ese nombre al color del cinabrio con el que fueron cubiertos sus restos.

El arqueólogo ofreció una interesante conferencia.

 

Explicó que ese mineral era muy apreciado para los ritos funerarios debido a que su color es el de la sangre y simbolizaba la vida y el renacimiento, pero que era muy costoso puesto que se traía desde lo que hoy son los Estados Unidos, por lo que muy pocos podían darse el lujo de utilizarlo en sus difuntos, situación similar acontecía con el jade el cual era traído del valle del Motagua, una región situada entre Guatemala y Honduras. El color verde del jade, como el que predomina en la naturaleza, también era asociado con la vida, de ahí el valor estimativo que tenía para los mayas, por encima de cualquier otro mineral.

 

Al concluir la interesante conferencia en la que menudearon las preguntas de los asistentes, los estudiantes montaron un altar de Día de Muertos y comieron los tradicionales tamalitos y atole que ofreció la dirección de la zona arqueológica.

Retienen a regidoras ejidatarios inconformes por obras inconclusas.

Temen que el edil Juan Sánchez se vaya sin terminarlas. Ya interviene Gobierno Estatal.

Delegado de gobierno escuchó a los inconformes.

Palenque, Chiapas.

ENRIQUE ROMERO.

Dos regidoras del ayuntamiento de Salto de Agua y una unidad de Protección Civil fueron retenidas por indígenas de dos comunidades como medida de presión para que las obras que se realizan en sus lugares sean finalizadas, y se efectúen los trabajos de la reparación de un puente que se encuentra a punto de colapsar. Los inconformes solicitaron la intervención de las autoridades estatales para que el presidente municipal, Juan Sánchez Torres, dialogara con ellos, pues desde hace varios días vive instalado en un hotel de lujo en Palenque.

 

La retención del vehículo de la Coordinación de Protección Civil fue efectuada por pobladores de la comunidad Tequiopá -“El Bascán”, como forma de presión contra el edil, Juan Sánchez Torres, por el incumplimiento en la ejecución de una obra de infraestructura educativa que beneficiaría a más de 60 alumnos de nivel secundaria. Aseguran haber acudido al palacio municipal para platicar con el edil y no habían podido entablar pláticas con él, ya que no asiste al palacio municipal. El conductor de la unidad no fue retenido pues los ejidatarios permitieron que se retirara.

 

Juan Sánchez se la pasa en Palenque sin atender la presidencia municipal.Los demandantes detallaron su decisión de retener la unidad, debido a que una obra que se realiza en la comunidad para la construcción de dos aulas educativas, en la escuela telesecundaria # 995, donde recibirían clases 60 alumnos de la comunidad, ha sido abandonada, con un poco más del 70 por ciento de su edificación”.

 

Explicaron que han tenido conocimiento de que la obra ya ha sido dada por finalizada ante las dependencias gubernamentales, ya que se tenía como fecha de entrega el pasado primero de agosto. Por ello, los padres de familia decidieron tomar medidas enérgicas para atraer la atención del municipio, pues están cansados de que sus hijos reciban clases en lugares improvisados, como las instalaciones de la agencia municipal.

 

De igual forma, en la comunidad de Cenobio Aguilar, el pasado día martes fueron retenidas, por espacio de dos días, las regidoras Martha Ortega García y Rosaura Hernández, mientras realizaban una visita al lugar. Los indígenas argumentaron que desde hace varios días el puente vehicular que comunica a su comunidad, y a otras 28 más, presenta fuertes daños en su infraestructura y como el presidente municipal Juan Sánchez Torres, no ha escuchado sus solicitudes de apoyo, decidieron tomar como “garantía” a las funcionarias para que el Ayuntamiento tomara cartas en el asunto, ya que temen quedar incomunicados durante las temporadas de lluvia.