Invasiones del EZ en Agua Azul causan grave daño ecológico: ejidatarios.

Que el gobierno aplique la ley sin distingos. 70 has del Parque Nacional devastadas por invasores zapatistas.

Acusan a las bases de apoyo del EZ.

Enrique Romero.

Palenque, Chiapas.

Agua Azul antes de la invasion zapatista.Las autoridades ejidales de Agua Azul, parque natural donde se ubican las famosas cascadas, retomaron su añeja demanda de desalojo para que el gobierno Federal y Estatal apliquen el estado de derecho y eviten continúe el grave daño ecológico causado a esta maravilla natural chiapaneca, pues los invasores, bases de apoyo del Ejército Zapatista, desde el 2003 invadieron zonas vírgenes del parque y ya se registra devastación en 70 hectáreas, debido a la invasión de los insurgentes.

De igual forma, tras deslindarse de pertenecer a la OPDIC, denunciaron que los invasores cometen actos vandálicos contra los visitantes al centro turístico, por lo que el 90 por ciento del área considerada de paseo, no puede ser visitada por el riesgo inminente que corren los turistas de ser asaltados por los encapuchados, señaló Alberto López Urbina, presidente de la “Sociedad Cooperativa Indígena Tzeltal Cascadas de Agua Azul”, quien recordó que desde Marzo del 2003 un grupo, autodenominado base de apoyo del EZ, invadió zonas del parque bajo el argumento de no tener tierras.

Tras 5 años de invasiones se aprecia el daño ambiental.Sin embargo, reveló: “Ellos tienen terrenos donde vivir, pertenecen al barrio San Sebastián y San Jerónimo Bachajón, del municipio de Tumbalá, y no es justo que una reserva natural sea talada. 70 hectáreas de la reserva, ubicadas cerca el lago Bolom Ajau, presentan desmontes y daños ecológicos de gran impacto ambiental, ya que utilizan el lugar como zonas de cultivo”. Por ello, demandó: “Pedimos justicia a las autoridades competentes, porque realmente somos un grupo de indígenas dedicados al turismo. Cuidamos y protegemos la zona para atender al turista y poder mantener a nuestras familias”, apuntó.

De igual manera, Horacio Gallegos Gamiochipi, representante legal de la sociedad cooperativa, recordó que por delitos hay denuncias desde hace años y ya se giraron las ordenes de aprehensión, pero no se han ejecutado debido a que los invasores andan encapuchados y no pueden las autoridades detener una persona cubierta de la cara porque no saben si es o no a quien se requiere.

Demadaron el cumplimiento del estado de derecho.

“Esa es la dificultad que dice tener la PGR, pero ya están las ordenes de aprehensión dictadas”, por lo que urgió al gobierno ejecutarlas para que se consigne a los responsables y “ante un juez demuestren si tienen derechos sobre las tierras que han invadido. Ya han acabado con la fauna endémica, están atentando contra la flora y no es posible que indígenas vayan a invadir tierras de indígenas; no creemos que se lleve con los postulados del EZLN. Ya fuimos con un comandante zapatista, le llevamos las pruebas y documentos y nos hicieron caso. Queremos que los altos mandos pongan orden en ésta gente, que dice ser zapatista”, demandó.

Anuncios