Sin regulación, “terminales patito” afectan vialidad de Palenque.

No cumplen requisitos de ley. En riesgo seguridad de transeúntes. Piden crear Terminal Única.Total anarquia causan las terminales patito

Enrique Romero.

Palenque, Chiapas.

Vecinos del barrio San José y de los alrededores del mercado municipal de esta ciudad demandaron a las autoridades correspondientes el establecimiento de una terminal única de segunda clase para autobuses de pasajeros y de unidades de transporte ejidal en esta ciudad, y se termine la anarquía con la que vienen operando las múltiples “terminales patito”, al tiempo que reclamaron la aplicación inmediata de la ley en beneficio de la ciudadanía y la imagen de este destino turístico.

Ante este medio externaron su descontento con las “terminales” que operan sobre la vía pública, donde permanentemente estacionan sus unidades hasta que les toca su salida, porque afectan la vialidad y ponen en riego la seguridad de sus propios pasajeros, los que ascienden y descienden en pleno arroyo de la calle, y de los transeúntes en general.

Ascenso y descenso de pasajeros en plena calle.

Destacaron que el problema, que padecen desde hace varios años, cada vez se agudiza más con la proliferación de “terminales” que se reducen a una oficinita, donde venden los boletos, pero que por área de maniobras utilizan la vía pública, y muchas de ellas no cuentan con facilidades para sus pasajeros como sanitarios o salas de espera, además que sus unidades tapan el acceso a los estacionamientos de sus casas, “y luego hay que andar buscando al conductor para que mueva el autobús y pueda salir mi carro”, detalló una vecina indignada porque, no obstante que puso un letrero para que no se estacionen, es ignorado.

Detallaron que a pesar de que calles como la Ydalio Huerta y la Cuarta Poniente Sur son muy estrechas, tanto autobuses como unidades colectivas de menor tamaño se estacionan en los ambos costados dejando un espacio muy reducido para la circulación de otros vehículos y, cuando se trata de algún vehículo pesado, como otro autobús, el camión recolector de basura o los refresqueros, se interrumpe la circulación, que es de doble sentido, hasta que alguna unidad estacionada se retira para permitir el paso, sin contar que en plena calle asciende o desciende el pasaje entre los carros que circulan por esas calles céntricas y que los transeúntes, ante la invasión de la vía pública, se ven obligados a caminar a mitad de la calle, lo que es particularmente peligroso cuando se trata de niños o ancianos.

La calle es de doble sentido y apenas si pasa un auto.

Igual acontece en los alrededores del mercado municipal donde proliferan estas “terminales” de transporte ejidal, a las que se agrega el tráfico de los camiones que transportan la mercancía que se vende en esa zona comercial, por lo que el área casi siempre se mantiene con el tráfico vehicular congestionado.

Por ello, pidieron que la delegación de tránsito, la de autotransporte y el ayuntamiento, autoridad que otorga el permiso de uso de suelo, intervengan para regular este problema que afecta a todos los habitantes y visitantes, en tanto se llega a la solución de fondo que es una terminal de segunda clase que concentre a todas las organizaciones que prestan este servicio de transporte de pasajeros, apuntaron.

Anuncios