Denuncia esposa de ex-edil persecución política por parte del nuevo munícipe.

Afectó a mujeres indígenas artesanas por creer que unos locales eran de ella. Pide seriedad al edil.

Las mujeres indigenas artesanas resultaron perjudicadas.

Enrique Romero.

Palenque, Chiapas.

La esposa del ex-presidente municipal perredista, Mireya Vidal de Salgado, denunció una presunta persecución política en contra de ella y su familia por parte de la actual administración encabezada por Convergencia, misma que está afectando a poco más de 60 mujeres indígenas artesanas, pues por suponer la autoridad que son suyos 3 locales de la nueva Plaza Artesanal que el ayuntamiento le otorgó en comodato al grupo “Bordado Ch’ol A. C.”, a fines del trienio anterior, mismos que se encuentran remodelando, levantó una denuncia penal por “daños” y prohibió seguir adelante con los trabajos, sin justificación legal para ello.

Mireya vidal de Salgado desmintio al ayuntamiento actual.Ante este medio la ex-presidenta del IDH municipal detalló que el pasado jueves llegaron a la Plaza Artesanal, donde se encontraban remodelando los locales otorgados con autorización del cabildo anterior, la cual consta en actas, diversas autoridades como el ministerio público, agentes de la AEI, policías sectoriales, policías municipales y hasta el vocal ejecutivo del Consejo Municipal de Seguridad, debido a que el ayuntamiento levantó una denuncia “contra quien resulte responsable” por el supuesto delito de daños, aparentemente porque no se notificó de la remodelación a la directiva de artesanos de la plaza, “pero fundamentalmente porque creen que son míos los locales y querían desprestigiar a la administración anterior”, denunció la afectada quien lamentó que se haya efectuado “tan impresionante operativo, como si fuéramos criminales, por algo que ni siquiera se tomaron la molestia de investigar”, resaltó.

Detalló que el grupo artesanal “Bordado Ch’ol” está legalmente constituido y agrupa a mujeres indígenas, sobretodo del ejido “Roberto Barrios”, que realizan diversos productos en los que se aplican los hermosos diseños bordados a mano de esta etnia de la región. “Con su venta las mujeres obtienen un ingreso adicional para sus familias, que son de escasos recursos, además de que se realiza un trabajo de rescate de sus raíces y costumbres, el cual ha sido muy apreciado en diversas ciudades donde han expuesto, pero hacía falta un punto de venta y el ayuntamiento anterior les dio en comodato estos 3 locales, no seis como dicen. Están a nombre del grupo, no mío. Que revisen los contratos, que investiguen antes de actuar”, demandó.

Prohibieron arbitrariamente seguir con la remodelación.

Explicó que el ayuntamiento, luego de repartir decenas de locales a todos los artesanos que se encontraban en la Plaza Central, se reservó 10 de ellos, los cuales no están sujetos a la reglamentación interna de los otros grupos artesanales, y otorgó tres a “Bordado Ch’ol”, proyecto que ella, como presidenta del IDH, auspició durante 3 años y que ante el rechazo de la nueva administración de seguirles apoyando, las artesanas le pidieron ser su presidenta de la asociación, cargo que actualmente detenta. “Se ve la intención de desacreditar por el hecho de ser la esposa del anterior presidente municipal, pero en realidad a quien perjudican son a mujeres indígenas, creativas y trabajadoras, que esperaban, toda vez que el edil es de su misma etnia, si no su apoyo, al menos su respeto”, concluyó.