Lluvias y nula supervisión de autoridad provocan cierre de importante avenida.

Excavación para construcción de una tienda departamental provocó deslave en la Velasco Suárez.

El deslave provocó el derrumbe de la calle.

Enrique Romero.

Palenque, Chiapas.

Las obras de excavación de un gran predio en el que se construye una tienda departamental de la cadena “Coppel” y las continuas lluvias del pasado fin de semana, aunadas a la falta de supervisión por parte de obras públicas municipales, provocaron el deslave y derrumbe de un tramo de la Avenida Manuel Velasco Suárez, la cual tuvo que ser cerrada a la circulación desde el pasado domingo por la tarde, afectando la vialidad de una de las más importantes avenidas de esta ciudad.

De acuerdo con los vecinos del tramo afectado, la excavación para la nivelación del terreno, la cual se realizó con maquinaria pesada, creo una profunda fosa, con una pared vertical y sin declive ni apuntalamiento, que primero provocó el derrumbe de la barda perimetral del predio; con las lluvias del sábado se derrumbó también la banqueta y unos 30 centímetros de calle; sin embargo la circulación de vehículos continuó.

El domingo por la mañana, al continuar las lluvias, el subsuelo de la calle al reblandecerse se continuó deslavando, con lo que provocó la ruptura de las planchas de concreto de la calle afectada, y su posterior derrumbe, quedando destrozada la calle hasta la mitad de la misma. Fue entonces cuando vialidad municipal y Protección Civil decidieron cerrar el tramo afectado a la circulación, alrededor de las 15 horas.

Los vecinos criticaron el que se haya permitido a la constructora realizar obras sin supervisión, pues la pared de la fosa no fue apuntalada ni reforzada con una capa de concreto para evitar su previsible derrumbe, toda vez que no tenía pendiente alguna, sino el corte se hizo totalmente perpendicular, de 90 grados. “se supone que en obras de este tamaño obras públicas debe tener autorizados los planos y hacer las observaciones pertinentes, además de supervisar constantemente la obra para evitar contingencias como la ocurrida”, explicó un ingeniero civil.

La excavación careció de supervisión oficial.

Durante el recorrido para recabar información no se observó a personal de obras públicas y solamente en el predio se encontraba un ingeniero de la constructora que daba instrucciones a unos cuantos albañiles. Se desconoce cuanto tiempo esta calle, a la altura de la terminal de pasajeros de “Lagos de Montebello”, permanecerá cerrada a la circulación, lo que afecta a la vialidad, y principalmente a los comerciantes del mercado Municipal, ubicado sobre esa vía, pues a la altura del derrumbe solamente existen calles sin pavimentar, que no son alternativa para desviar la circulación.

Anuncios