Fracasa sesión del consejo político municipal del PRI.

 

Refleja la asistencia las desbandadas hacia otros partidos. No llegó ni la cuarta parte de los consejeros.No lograron juntar ni a la cuarta parte de los consejeros.

 

Palenque, Chiapas.

ENRIQUE ROMERO.

La sesión extraordinaria del Consejo Político Municipal del PRI en Palenque, a la que convocó su dirigencia para determinar el método de elección que tendrán en este municipio para renovar sus cuadros directivos, fracasó ante la falta de quórum estatutario para poder llevarla a cabo. De los 208 consejeros políticos registrados ante la autoridad electoral, solamente asistieron 49 de ellos, casi la cuarta parte, cuando que se requiere la mitad más uno; es decir, 105.

Esta tentativa de sesión del Consejo Político municipal, al margen de la premura con la que se convocó y la falta de apoyos económicos a los consejeros de comunidades alejadas para el transporte a esta ciudad, razones aducidas por algunos de ellos para explicar el fracaso, refleja la situación que vive este instituto político en Palenque, donde ya vio pasar sus mejores días y en el último proceso electoral las desbandadas mermaron las cifras de sus militantes, aunque no el “voto duro” que han logrado mantener y que los posicionó como la tercera fuerza electoral, atrás de Convergencia -quien obtuvo el triunfo con un candidato priísta- y el PRD.

“Ciertamente son 208 los consejeros registrados, pero no se puede negar que en los hechos la cifra ha disminuido y que muchos que estaban como consejeros se han ido a otros partidos”, señaló uno de ellos. El dirigente estatal, Raúl Mandujano, luego de esperar un buen rato con la esperanza de que se lograran reunir los 105 consejeros que se requieren para el quórum legal, tuvo que suspender la sesión extraordinaria y emplazarla para más adelante, al parecer para el 2 de marzo ya que el delegado estatal tiene compromisos la próxima semana.

La sesión abortada este domingo pasado en las oficinas del PRI en esta ciudad tenía una agenda importante pues en estos momentos la polémica pasa en cuál será el método a utilizar para obtener al nuevo dirigente y al secretario general de este comité. Están los que se pronuncian por el sistema de consulta a las bases y los que señalan que para evitar la “mano negra” de la presidencia municipal o otros grupos ajenos al PRI, lo que conviene es que sean los propios consejeros los que con su voto determinen a sus nuevos dirigentes. No obstante, para determinarlo, primero deberán solucionar el ausentismo que aqueja al antaño poderoso Tricolor, el cual lleva ya dos trienios si ganar las elecciones municipales ni la diputación local. Su último triunfo electoral fue el de la diputación federal, cuando resultó electa la priísta Yary Gebhardt.