Fue detenido por golpear a la mujer, pero ésta lo perdonó y fue liberado.

Es la historia de impunidad que permiten las víctimas y hace que la ley que las protege quede sin efecto.

De las mujeres que denuncian violencia, la mayoria termina desistiendose.

De las mujeres que denuncian violencia, la mayoría termina desistiendose.

Palenque, Chiapas.

Enrique Romero.

Tras el llamado de auxilio que policías ministeriales recibieron por parte de dos familiares, las cuales denunciaron que su cuñado estaba golpeando a su esposa, fue detenido en la comunidad de Emilio O. Rabasa, municipio de Palenque, Moisés Torres Domínguez, el cual quedó detenido en los separos de la Fiscalía Distrital. Sin embargo, su detención no duró mucho pues la víctima le otorgó incondicionalmente el perdón y tuvo que ser liberado.

El perdón de su mujer lo salvó de ir a la cárcel.

El perdón de su mujer lo salvó de ir a la cárcel.

Esta historia de la vida real, desafortunadamente se repite a diario, según revelaron agentes del ministerio público quienes comentaron que no obstante la legislación protege a la mujer de los hombres golpeadores, rara vez se llega a ejercer acción penal en contra de los agresores, pues las mujeres a veces solo denuncian en un acto de desesperación, pero luego por diversos motivos, terminan otorgándoles el perdón, con lo que se propicia la impunidad y no es raro que más adelante las sigan golpeando, “pues saben que no pasa nada”.

“A veces hasta se enojan las señoras con nosotros porque tenemos detenido al marido que las golpeó. No se dan cuenta de que estamos cumpliendo nuestro trabajo, utilizando tiempo para integrar las averiguaciones, tomando declaraciones a testigos”, comentaron.

“La policía ministerial utiliza sus elementos y sus patrullas para ir a auxiliarles y luego, cuando ya estamos por consignar ante el juez, vienen y se desisten de la acusación. Ha veces es miedo, a veces es amor, a veces la inseguridad de que ya no tendrán quien les dé dinero. “Es que es el padre de mis hijos y no puede estar en la cárcel”, argumentan las víctimas”, relataron.

En el caso de Moisés Torres Domínguez, de 47 años, el pasado sábado la comandancia de la ministerial en Playas de Catazajá recibió el pedido de auxilio de Cristina Correa Reyes y de Esther Vázquez, quienes denunciaron que el marido, su cuñado, golpeaba salvajemente a Edilia Correa Reyes de 34 años, en la casa que tienen en Emilio O. Rabasa. Los uniformados acudieron al poblado y detuvieron al presunto agresor quien se encontraba tomado.

Lo pusieron a disposición del MP acusado de violencia familiar, un delito contemplado en el Código Penal para proteger a las mujeres y a los menores. No obstante, la falta de voluntad de la víctima logró que el hombre fuera liberado al día siguiente. Dicen que no es la primera vez que la golpea. Ojala sea la última.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s