Otorgan el Premio Palenque a estudio sobre los antiguos caminos mayas.

Rutas utilizadas desde el 360 a.C., hoy siguen en uso por “mecapaleros” y “mojados”. Joven arqueólogo lo demuestra.

Recibió el reconocimiento de manos de Laura Pescador.

Recibió el reconocimiento de manos de Laura Pescador.

Palenque, Chiapas.

Enrique Romero.

Por su estudio intitulado “Sicix Bäbih, caminos blancos en las tierras bajas noroccidentales, su imagen en el pasado y en el presente. Una propuesta en el hinterland de Palenque”, el joven investigador jaliciense, Flavio Silva de la Mora obtuvo hoy el Premio Palenque 2008, en el marco de la mesa redonda sobre cultura maya que se realiza en esta zona arqueológica de Chiapas.

El joven arqueologo galardonado.

El joven arqueologo galardonado.

El reconocimiento al arqueólogo egresado de la Escuela Nacional de Antropología  e Historia (ENAH)  le fue entregado por Laura Pescador, coordinadora nacional de Arqueología del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y se hace acreedor a los 70 mil pesos de estímulo económico que corresponden a la mejor ponencia participante, pero para el ganador es más importante el que este reconocimiento le ha permitido conocer a los mejores mayistas del mundo, y “sin duda me abrirá muchas oportunidades en mi desempeño profesional”, apuntó.

Su galardonada investigación señala que entre las comunidades mayas de la región del Usumacinta, transitan los mismos “caminos blancos” que recorrieron sus antepasados en la época prehispánica. “Se trata de rutas que han tenido una continuidad de uso desde el año 360 a.C., y por donde ahora cruzan tanto “mecapaleros” (cargadores a pie), como indocumentados”, destacó Flavio Silva quien reveló que la ruta prehispánica de Chinikihá – San Marcos (la cual podría llegar hasta Tikal, en el Petén guatemalteco), “es recorrida hoy por los migrantes que vienen de Centro y Sudamérica, en el intento por alcanzar el “sueño americano”.

Aseguró que en comparación con otras zonas del área maya, desde la llegada de los conquistadores españoles y a lo largo del tiempo, la espesura de la selva alta impidió la exploración arqueológica de estos senderos, alrededor de los cuales se encuentran distribuidos gran cantidad de sitios precolombinos, entre ellos, la gran urbe de Palenque, pero la deforestación de que ha sido objeto la zona en las últimas décadas, la cual lamentó, facilitó su investigación.

La ruta maya de Palenque-Santa Isabel.

La ruta maya de Palenque-Santa Isabel.

Detalló que sicix bäbih es el término en lengua maya ch´ol que aún se utiliza para designar a los antiguos caminos, en torno a los cuales las poblaciones mayas siguen hoy en día desarrollando sus actividades. Lo interesante, dijo, es que “en la mayoría de los casos se trata de trayectos definidos por la presencia de fracturas geológicas, y que corren paralelos a importantes afluentes”.

Su estudio, deriva de su colaboración en los proyectos: Integración Política en el Señorío de Palenque, y Arqueológico Chinikihá, ambos encabezados por el Instituto de Investigaciones Antropológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, y -como parte de estas iniciativas- exploró 452 kilómetros cuadrados, y estableció tres rutas de “caminos blancos” o sacbeob. Una de ellas va de Santa Isabel a El Lacandón, y a lo largo de la misma se hallan los sitios de Palenque, Nututún y Xupá; otra más, comprende de Chinikihá a San Marcos, y engloba a Ejido-Reforma, El Chinal y Flor de Chiapas.

Vasija donde se representa un camino prehispánico maya.

Vasija donde se representa un camino prehispánico maya.

La tercera ruta se halla alejada de las citadas anteriormente, y abarca las zonas de Chancalá, San Juan Chacalaíto y La Cascada. “Todas las vías señaladas corren cercanas a los ríos Chacamax y Chancalá, por lo que se deduce que los cursos fluviales y terrestres, fueron usados alternativamente”.  “De esa manera, los sicix bäbih fueron el espacio por donde transitaron los antiguos mayas para intercambiar mercancías, celebrar entronizaciones, realizar alianzas políticas o de parentesco, sorprender con un ataque, entre un sinfín de funciones”, indicó.

Su investigacion resultó la más novedosa.

Su investigacion resultó la más novedosa.

“También los guerreros de Palenque se trasladaron a otras zonas en busca de prisioneros, como lo señalan registros encontrados en El Palacio, donde se describe la  captura de seis señores del sitio de Pipa, al parecer cercano a Pomoná (Tabasco), hacia el 659 d.C.”, concluyó.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s