Familia francesa recorre en bicicleta Chiapas con sus 4 hijos pequeños.

Llegaron por avión a Cancún y piensan llegar hasta Canadá. Hasta la bebé de 2 años va en bicicleta.

Los seis miembros de esta familia recorren Norteamérica pedaleando.

Los seis miembros de esta familia recorren Norteamérica pedaleando.

Palenque, Chiapas.

Enrique Romero.

Si en la carretera observa un singular grupo en bicicletas formado por un padre, una madre, un niño de 11, dos niñas de 9 y 6 años y una bebé, de tan solo dos añitos que viaja en una especie de carriola adosada a la bicicleta de su madre, todos en atuendos deportivos y además hablan francés, entonces se habrá topado con la familia Lacheray quien desde el 13 de marzo que llegó por avión de Francia a Cancún, recorren en su bicicleta los caminos de sur de nuestro país y actualmente se encuentran en Chiapas.

Una forma de viajar en familia muy poco común.

Una forma de viajar en familia muy poco común.

Pero el camino de esta familia, en esta que han llamado “Ciclo-Aventura 6”, es largo, pues planean atravesar nuestro país para llegar a Estados Unidos y de ahí a Canadá. Los encontramos sobre la carretera, pedaleando recio para dirigirse de Palenque hacía la cascada de Misol-Há, donde planeaban pernoctar en sus casas de campaña. Los autobuses y camiones pesados pasaban raudos a su lado, por la estrecha carretera y la velocidad de los mismos producía una ráfaga que golpeaba a sus frágiles vehículos. Pero ellos ni se inmutaban.

La madre remolca a la bebé, seguida del hijo mayor.

La madre remolca a la bebé, seguida del hijo mayor.

Al frente de la pequeña caravana de modernas bicicletas, bien equipadas y con el equipaje adosado, venía Marie, de 38 años de edad, practicante del senderismo, y quien remolcaba una especie de carreola en la que, un poco aburrida, pero muy cómoda, viajaba Colombe, una nena de apenas 2 años de edad.

Quentin cumplio 11 años al empezar el viaje en marzo.

Quentin cumplio 11 años al empezar el viaje en marzo.

Un poco más atrás venía el mayor de los hijos: Quentin, un niño de 11 años -cumplidos el pasado día 15 en Cobá, Quintana Roo-, quien practica escultismo y natación en su país y que además, como es buen dibujante, tiene la tarea de hacer el registro gráfico del viaje familiar. De fértil imaginación alimentada por lecturas de aventuras, en este su primer viaje a América, espera encontrar oro, observar animales salvajes y construir cabañas como los nativos, pero sobretodo disfrutar del contacto con la naturaleza y de las culturas indígenas. Chiapas, en definitiva es la opción para él.

Atrás del niño, en su bicicleta pedaleaba su hermanita Juliette, una hermosa niña de 9 años de edad que practica la natación y es muy sociable y cooperativa, a decir de sus padres. Atrás de ella, cerrando el grupo, venía en una bicicleta doble, Frèderic, de 36 años de edad un entusiasta del escultismo y del senderismo, quien en el asiento posterior traía, pedaleando también, a la pequeña Mäilys, de 6 años de edad, quien también practica natación y gusta de bailar y dibujar.

Las niñas de 9 y 6 años no se arredran en ningun camino.

Las niñas de 9 y 6 años no se arredran en ningun camino.

Esta familia desde hace un año se ha preparado para este viaje, no exento de peligros, que de acuerdo con su itinerario ya recorrieron Isla Mujeres, Holbox, Chichen Itzá, Cobá, Tulum, Chetumal, y Palenque y ahora deben de estar por San Cristóbal de las Casas para continuar por la costa del Pacífico y atravesar Chihuahua, el Cañón del Cobre, la sierra Tarahumara, hasta los Mochis,  Sinaloa, para llegar a la frontera y cruzar a los Estados Unidos por Nogales. Claro, no todo el recorrido es en bicicleta, pues en tramos largos y peligrosos abordan trenes y autobuses. Pero de que le pedalean, le pedalean. En México estarán un mes, en Estados Unidos planean pedalear 3 meses y en Canadá 7 semanas.

Frederic esta orgulloso de sus hijos y su espiritu de aventura.

Frederic esta orgulloso de sus hijos y su espiritu de aventura.

Son una familia singular que al final del viaje esperan haber aprendido más de Norteamérica, más de sus costumbres, tradiciones e historia; más de su gente, de lo que nos une y lo que aparentemente nos diferencia, pero sobretodo, como familia habrán aprendido más de ellos mismos, del valor de la unidad y la convivencia, y seguramente todos tendrán algo que contarle no solo a sus nietos, sino a los medios de difusión como Radio France, Globe Trotteur y otros más que en Francia siguen los pasos de esta simpática familia que viaja en unidad y en bicicleta y hoy son huéspedes de Chiapas y por ello solamente les podemos desear: “¡Bon Voyage!”

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s