Proliferan las radiodifusoras “piratas” bajo la complicidad y tolerancia de los políticos.

Por su ilegalidad, son presa fácil de presiones, no pueden ser críticos y terminan por ser “voceros” de los grupos de poder.

La radios piratas ni siquiera se ocultan, sino hasta se anuncian.

La radios piratas ni siquiera se ocultan, sino hasta se anuncian.

Palenque, Chiapas.

Enrique Romero.

Corresponsal.

Con la “tolerancia” de las autoridades y muchas veces con la complicidad de personajes políticos, las radiodifusoras “piratas”, aquellas que carecen de la concesión federal para utilizar una frecuencia, han proliferado en los últimos años en esta ciudad, donde en los hechos no aportan más que entretenimiento a la ciudadanía, pues en términos de información, por su ilegalidad, sucumben fácilmente a las presiones, silencian las voces críticas y terminan por ser “voceros” oficiosos de los grupos de poder.

Aquí solo dos frecuencias concesionadas es posible escuchar: “Radio Palenque”, que pertenece al sistema chiapaneco de comunicación social, y una radiodifusora comercial establecida en Zapata, Tabasco, “Oye” 99.9 FM que debido a que opera con 10 mil watts de potencia tiene incidencia en muchos municipios chiapanecos de esta zona. Durante décadas la radiodifusora tabasqueña tuvo el monopolio de la radio comercial y los anunciantes palencanos tenían sus espacios publicitarios en ella. Las noticias sobre esta zona también se daban ahí y los políticos locales acudían a Zapata a dar entrevistas radiofónicas -casi siempre pagadas- cuando querían promocionar su imagen.

Las radios evangelicas carecen de concesion pero no afectan a nadie.

Las radios evangelicas carecen de concesion pero no afectan a nadie.

No obstante, con la adquisición en Guatemala de trasmisores a bajos precios .presumiblemente introducidos de contrabando-, en en los últimos 3 años Palenque vio surgir 6 radiodifusoras no concesionadas, de las cuales 3 son de naturaleza evangélica y otras 3 son netamente comerciales. Las primeras restringen su programación a contenidos religiosos y prácticamente están ausentes los espacios comerciales. Aparentemente las congregaciones que las operan son las que financian su permanencia. Cumplen el propósito para el que fueron creadas y de alguna manera les asiste el derecho constitucional a la libertad de culto.

Bien distintas son las que operan con un sentido comercial, pues basan su operación en los espacios publicitarios que comercializan, e incluso varias de ellas cuentan con publicidad pagada del ayuntamiento. En esta situación se encuentran, con mil watts de potencia, “Estéreo Máxima” en la frecuencia 95.5 FM, propiedad del pastor evangélico Francisco Feria Jiménez, quien inició trasmisiones como radio religiosa con aportaciones de su grey, pero luego -tras “privatizarla”-, la ubicó en la céntrica Plaza de las Artesanías, donde tiene varios “Ciber-cafés” el pastor y empresario, y la convirtió en comercial con rotundo éxito económico, pues es el que más comerciales vende de todas las radiodifusoras “piratas” locales, aunque se presume evasión de impuestos, pues facturaba inicialmente como persona física, a su nombre, y ahora lo hace a nombre de su mujer, pero como radiodifusora no está dado de alta por carecer de la concesión respectiva para operar. En ella, en inumerables ocasiones el vocero del ayuntamiento ha “lavado” la imagen del edil cuando notas periodísticas no le eran favorables, lo que le ha redituado contratos publicitarios del ayuntamiento al pastor y privilegios como el haber cerrado la céntrica calle donde se encuentra para la realización de sus festejos por su segundo aniversario, donde “echó la casa por la ventana”. Posteriormente, el pastor estableció otra radiodifusora, ésta sí, de contenido evangélico.

Hasta cerraron la calle para los festejos del aniversario de una pirata.

Hasta cerraron la calle para los festejos del aniversario de una pirata.

“La Súper Buena”, en la frecuencia 90.7 FM, es una radiodifusora de 300 watts de potencia que inició muy humildemente por iniciativa de un aficionado a la música y a la radiofonía, pero que posteriormente se asoció con el perredista palencano Francisco Álvarez Bolívar, ex-funcionario del ayuntamiento de Macuspana, Tabasco, quien instaló a la emisora en elegantes oficinas y mejoró el equipo y la comercialización y a juzgar por la fastuosa fiesta dada el año pasado para celebrar el primer año de su radiodifusora, en prestigiado restaurante y con la presencia del entonces diputado local y el delegado regional de gobierno, es un buen negocio.

El diputado fue invitado de honor y cortó el pastel de aniversario de la radio.

El diputado fue invitado de honor y cortó el pastel de aniversario de la radio.

Hace casi 3 meses inició otra radiodifusora, “Tu Radio Amiga”, en la frecuencia 103.1 FM, operada por el ex-funcionario municipal, Ismael Rodríguez Damas, gente cercana al edil Alfredo Cruz Guzmán y amigo del diputado federal electo. Pese al poco tiempo que tiene en el aire, ya cuenta con numerosos espacios comercializados.

Pero si las radiodifusorascomo negocios son rentables , como medios de comunicación social dejan mucho que desear, pues la ciudadanía no encuentra en ellos espacios libres para opinar o denunciar y también se les conculca el derecho a la información veraz y critica, pues por lo endeble de su situación jurídica, son presas fáciles de las presiones de los grupos de poder político que amenazan con cerrarles las emisoras, logrando con ello el que la información que trasmitan esté más atenta a la susceptibilidad de políticos y funcionarios, que a la difusión de información veraz, critica y objetiva que pueda servir a la ciudadanía en términos de transparencia y de proporcionar elementos para el juicio público, pues están más atentos a sus objetivos económicos y a servir a los políticos y funcionarios, lo que les asegura publicidad oficial, o al menos la protección y tolerancia de ellos, que al interés público de la ciudadanía, a la que manipulan informativamente.

Como claro ejemplo de ello, durante el pasado proceso electoral, dos espacios informativos plurales y críticos, “Voz Informativa”, en la 95.5 FM a cargo de la comunicadora Edilia Contreras, y “Sin Censura”, en la 103.1 a cargo de Enrique Romero, fueron cerrados y los comunicadores vetados por presiones del entonces diputado local y candidato a la diputación federal, Juan Carlos López, pues ambos espacios daban cabida a otros candidatos de oposición, y a ciudadanos descontentos con el candidato oficialista, por lo que al no convenir a sus intereses políticos, demandó a los empresarios radiofónicos piratas el silenciar a los comunicadores, de lo contrario les cerraría sus empresas.

Los programas informativos plurales y críticos desaparecen por presiones politicas.

Los programas informativos plurales y críticos desaparecen por presiones politicas.

La respuesta no se hizo esperar, Edilia Contreras fue despedida de manera injustificada de inmediato, en tanto que Enrique Romero, en cuyo espacio se dio a conocer la represión sufrida por la comunicadora, fue restringido a no tocar más temas que pudiesen incomodar al político referido, ni el pasar mensajes de texto o llamadas telefónicas al aire en las que se criticara al legislador, por lo que ante la censura, el comunicador prefirió ya no continuar el noticiero ante la falta de elementos para realizar un ejercicio periodístico profesional.

Durante la pasada jornada electoral el delegado de gobierno, Gabriel Robles Ballinas, por la 95.5, realizó polémicas declaraciones en las que de manera facciosa “denunciaba” delitos electorales que achacaba al PRI, de los que nunca dio pruebas, y amenazaba con “meter a la cárcel” y exhibir a presuntos delincuentes electorales, entre ellos ex-presidentes del municipio de Salto de Agua. No obstante, nada dijo de los camiones de pollitos, de molinos, botas y otros apoyos que generosamente entregó de manera masiva el PRD a los electores para cooptar el voto, lo cual fue denunciado por los demás partidos políticos, incluso ante PGR, sin que hubiese resultados.

Las voces de esos partidos no tuvieron cabida en las radios “piratas” de Palenque durante la jornada electoral. El delegado del CEN del PRI para este distrito, Ernesto Ruíz, declaró que varias veces intentó replicar las declaraciones del delegado de gobierno, sin que el pastor Feria, quien condujo la cobertura de las elecciones, le permitiera expresar su opinión al aire. Militantes y simpatizantes de otros partidos, y hasta ciudadanos comunes, también vieron coartado su derecho a expresarse libremente en la emisora “pirata”, cuando lo que tenían que decir no era positivo para el candidato perredista. Lo mismo ocurrió en las pasadas elecciones locales donde las radiodifusoras “piratas” estuvieron al servicio del actual edil palencano, donde solamente se dice lo que él autoriza.

Con este tipo de actitudes los empresarios radiofónicos piratas “ganan” la protección de los políticos, o al menos aseguran el no tener repercusiones para poder seguir con el pingue negocio de la radiofonía, pero el auditorio, es decir la ciudadanía, sale perdiendo en términos de democracia, libertad de expresión y derecho a la información.

Mientras tanto, la SCT, SEGOB y la PGR, hacen como que no ven nada, como si no existieran estos “piratas” de la radiofonía que aspiran a ser concesionados, pero que resultan más útiles a sus “padrinos” políticos en las condiciones de ilegalidad en las que operan, pues así los pueden seguir manteniendo “bajo control”.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s