Demandan ganaderos investigar la corrupción en la Fiscalía Distrital.

Ante la Fiscalía especializada en la atención a grupos sensibles denunciaron anomalías que los afectan.

Personal de la Fiscalia Especializada escuchó de viva voz las denuncias.

Personal de la Fiscalia Especializada escuchó de viva voz las denuncias.

Palenque, Chiapas.

Enrique Romero.

Más de 200 ganaderos de la región, durante una reunión de trabajo con personal de la Fiscalía Especializada en la Atención a Grupos Sensibles y Vulnerables de la Procuraduría Estatal de Justicia, denunciaron actos de corrupción de diversas autoridades policiacas que afectan a los productores pecuarios por lo que demandaron una investigación a fondo y que a quienes se encuentre responsables sean cesados e inhabilitados para ocupar cargos públicos.

Los ganaderos denunciaron actos de corrupcion que los afectan.

Los ganaderos denunciaron actos de corrupcion que los afectan.

Luego de que en la pasada reunión que sostuvieron con el director de averiguaciones previas de la Fiscalía Distrital, expusieron las mismas quejas de corrupción, abuso de autoridad y prepotencia, no encontraron ninguna respuesta positiva, la Unión Ganadera Regional General del Estado de Chiapas, promovió un nuevo encuentro ahora con la Fiscalía Especializada, a cargo de Néstor Escobar Roque, en cuya representación acudió a la reunión con los ganaderos Rodolfo Díaz Aguilar, quien escuchó las acusaciones de las que no se salvó ni el mismo funcionario que atendió la pasada reunión en representación del Fiscal Distrital.

Entre los afectados hay productores indigenas.

Entre los afectados hay productores indigenas.

En una sesión acalorada en la que los afectados por los actos de corrupción de las autoridades expusieron sus denuncias, manifestaron su inconformidad por la mala aplicación de la Ley por parte de la Fiscalía Distrital Selva, con respecto “a la arbitraria detención y sindicación de Javier Luna Stower” un ganadero ya anciano y enfermo al que acusan de abigeo y tienen arraigado desde el pasado 9 de junio, pese a que el ministerio público que lleva el caso recibió las facturas que prueban la legal procedencia del ganado, pero que no quiso darles valor probatorio”, señalaron.

La esposa del ganadero sindicado relató que el día de la detención llegaron los agentes ministeriales muy amables, que hasta les dio de comer y luego detuvieron a su marido los corrieron del rancho y hasta el director de averiguaciones previas, porque su hijo de 14 años se atrevió a contradecirlo, lo quería llevar detenido para que “luego de una madriza aprendiera a respetar”. Otra familiar de uno de los implicados, una mujer indígena, denunció que los ministeriales se llevaron sus aparatos electrodomésticos y como se oponía le realizaron varios disparos al suelo, cerca de sus piernas.

Los ganaderos se mostraron inconformes porque el Ministerio Público Anibal Bonifaz Solís lleve el caso de los presuntos abigeos, toda vez que su suegro es quien presentó la denuncia, por lo que no puede ser juez y parte del proceso. De igual forma demandaron que “se deje de perseguir a todos los compradores de ganado, a los que por simple acusación se les aplica todo el peso de la ley sin investigar a fondo”.

“Los productores nos dedicamos a trabajar honestamente”, señalaron, tras denunciar que “existe una red de corrupción, tanto de fiscales del ministerio público, policía sectorial, policía de caminos, así como de los centros de verificación animal, ya que constantemente sobornan a los productores”, revelaron.

Por ello pidieron investigar a fondo a los funcionarios de la Fiscalía Distrital Selva, “por actos de corrupción denunciados por ganaderos” y a quien encuentren responsable lo cesen de inmediato y lo inhabiliten para ocupar cargos públicos.

Dan “levantón” a acaudalada ganadera septuagenaria de Palenque.

Después de someter a su sobrino, un grupo de encapuchados armados se la llevaron. No ha aparecido.

La fiscalía inició la busqueda de la ganadera secuestrada.

La fiscalía inició la busqueda de la ganadera secuestrada.

Palenque, Chiapas.

Enrique Romero.

La acaudalada ganadera de Palenque, Lidia Cortez de Alamina, de 74 años de edad, fue secuestrada este miércoles por la tarde por un comando armado y encapuchado, luego de someter por la fuerza a su sobrino, quien conducía su camioneta tras visitar su rancho “San Ramón”, cercano a la comunidad Raymundo Enríquez, en este municipio.

De acuerdo con la denuncia que realizó la hija de la septuagenaria, la señora estuvo en su rancho, de mil hectáreas de extensión, y venía en una camioneta de su propiedad, Nissan blanca de doble cabina, con placas VL3222 de Tabasco, acompañada por su sobrino César Cortez Jiménez, quien actuaba como su chofer. Aparentemente luego de estar en el rancho se dirigían a Emiliano Zapata, Tabasco, donde tiene su domicilio, aunque es miembro de la Ganadera Local de Palenque.

Alrededor de las 15:30 horas, por el camino los interceptó una camioneta Winstar color verde polarizada, de la cual descendieron 4 sujetos encapuchados y armados, aparentemente 3 de ellos hombres y una mujer, los cuales golpearon y sometieron por la fuerza al sobrino de la septuagenaria, al cual le robaron su billetera. A la ganadera la subieron también por la fuerza al vehículo de ellos, y tras dejar tirado en la carretera al sobrino con la unidad de la septuagenaria, se la llevaron con rumbo desconocido.

El sobrino de la anciana secuestrada notificó a los demás familiares lo ocurrido, y horas más tarde –tal vez en espera de la llamada pidiendo rescate- la hija de la ganadera, Marta Eugenia Alamina Cortez reportó lo ocurrido al número de emergencias 066 y posteriormente denunció los hechos ante la Fiscalía Distrital en esta ciudad.

Se sabe que se busca dar con el paradero de la septuagenaria, pero que hasta el momento se desconoce dónde la tienen y quienes la secuestraron, aparentemente con la intención de pedir rescate por su liberación.

No se pudo confirmar si los secuestradores ya entablaron comunicación con la familia ni si ya fijaron alguna suma o iniciaron las negociaciones. Se presume que sus secuestradores podrían ser células del crimen organizado de Tabasco, que ya tenían vigilada a la ganadera y esperaron la ocasión propicia para secuestrarla.