Ya reparan obras municipales defectuosas recién inauguradas.

Constructoras surgidas al amparo del edil demuestran no tener experiencia ni calidad, señalan.

La calle nueva tuvo que ser cerrada para repararla.

La calle nueva tuvo que ser cerrada para repararla.

Palenque, Chiapas.

Enrique Romero.

Vecinos afectados y profesionales de la construcción en esta ciudad criticaron el que con apenas unos meses de haber sido inauguradas, varias obras públicas municipales ya tengan que ser reparadas por la mala calidad con la que fueron ejecutadas por constructoras de nuevo cuño, nacidas al amparo de la actual administración municipal, las cuales carecen de experiencia profesional, pero son privilegiadas por sobre las constructoras profesionales, apuntaron.

“A los colegios de Ingenieros y Arquitectos en Palenque el ayuntamiento nos ha negado sistemáticamente el otorgamiento de obra pública, pese a la experiencia que tenemos y el estar formalmente constituidos desde hace años; no obstante, algunos amigos del edil cuando empezó su  administración, surgieron de la noche a la mañana como constructores y establecieron sus constructoras, no obstante que ni siquiera son arquitectos o ingenieros. A ellos son a los que se les ha dado la obra pública municipal”, señaló un profesional local de la construcción, que pidió el anonimato para evitar las represalias.

Los vecinos criticaron que en tan poco tiempo la obra ya presenta defectos.

Los vecinos criticaron que en tan poco tiempo la obra ya presenta defectos.

Vecinos de la calle Laureles, la que parte del periférico sur para llegar a la colonia La Ilusión, al sur de esta ciudad, señalaron que el gusto de la pavimentación de su calle, obra municipal inaugurada hace unos meses, poco les duró porque las lozas de concreto hidráulico se rajaron con los primeros vehículos pesados que entraron en la recién pavimentada calle, obra otorgada a la constructora “Maya de Palenque”, creada en este trienio por dos abogados, uno de los cuales, Guillermo Macossay, presunto copropietario y representante legal de la constructora, pero también funcionario de gobierno, pues ostenta el cargo de delegado regional de CONAFE.

La improvisada constructora no mantiene su oficina abierta.

La improvisada constructora no mantiene su oficina abierta.

“El hombre es licenciado en derecho, jamás había trabajado en la construcción y su socio también es abogado; lo curioso es que el ayuntamiento los prefiera para hacer obras por encima de quienes son profesionales en el ramo y cuentan con la experiencia de toda una vida. No se que intereses tenga el edil con ellos”, cuestionó un ingeniero local, reconocido por su trayectoria profesional.

Los vecinos de la calle Laureles ven ahora obstaculizada parcialmente la entrada a esa vía pues hubo necesidad de romper varios tramos de concreto y volverlos a colar. “Al parecer no compactaron bien la base o le pusieron muy poco cemento a la mezcla, la cosa es que se rajó el concreto y ahora tienen que repararlo, y a la mejor a costa de nuestros impuestos”, especularon.

No obstante, los trabajadores que se encontraban colando nuevamente el concreto, al parecer de la misma compañía, ante este medio argumentaron que el concreto se rajó no por mala calidad de la obra, sino porque permitieron el paso de vehículos pesados antes que fraguara la mezcla totalmente.

Sin embargo, no es la única obra realizada por esta constructora que es criticada por la ciudadanía, pues también por la colonia “La Mielera”, al poniente de la ciudad, pavimentaron otra calle que también, al poco tiempo se rajaron las lozas de concreto y ahora también están siendo reparadas.

Otra obra señalada fue un drenaje en la colonia Pakal-Ná, del que se quisieron ahorrar algunos metros conectando con el drenaje construido previamente, por los vecinos con sus propios recursos, lo cual no permitieron.

La obra ejecutada por la novel constructora, señalan, tiene el defecto de que, como no observaron bien los niveles, ahora cuando llueve, los vecinos que están conectados a ella ven con angustia que las aguas negras, antes que irse, regresan rebosantes y les inundan sus casas de agua con estiércol.

“O el edil es también socio, o la constructora pasa algo más que el “diezmo”, porque de otra manera no se explica uno cómo es que les otorga obra el ayuntamiento”, comentaron vecinos de la colonia Pakal-Ná.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s