Se fueron casas al agua debido a que la constructora dejó tapado el drenaje.

En la repavimentación no previeron fuertes, la tierra impidió la salida del agua. Acude el ejército.

Hasta casi medio metro de agua se inundaron 4 viviendas.

Hasta casi medio metro de agua se inundaron 4 viviendas.

Palenque, Chiapas.

Enrique Romero.

Cuatro familias se fueron al agua en la madrugada del pasado domingo cuando sus viviendas quedaron inundadas, hasta medio metro, debido a las fuertes lluvias que cayeron, pero también a la falta de previsión de la compañía constructora que realiza la obra de pavimentación de la avenida 12 de Octubre, de esta ciudad, donde su ubican dichos hogares.

En auxilio de los afectados acudieron Protección Civil y  elementos de la Sedena, quienes apoyaron en las labores de salvamento, aunque las familias afectadas refirieron que, desde la madrugada, al ver que la acumulación del agua crecía sin parar,  llamaron a Protección Civil, pero sus elementos no acudieron hasta mucho después.

El material dejado por la constructora tapo el drenaje pluvial.

El material dejado por la constructora tapo el drenaje pluvial.

Con casi más de medio metro  de agua – algunas casi alcanzaron el metro- amanecieron los habitantes de cuatro viviendas que se encuentran ubicadas en la avenida 12 de octubre, del barrio Guadalupe, debido a las fuertes lluvias que iniciaron desde cerca de la media noche del sábado.

Pero también señalan que la única salida de aguas pluviales: un registro, se encontraba tapado con una piedra, misma que refieren los habitantes, fueron los propios trabajadores de la compañía constructora a cargo de pavimentar la calle los que la dejaron ahí, además de  las grandes cantidades de tierra que los trabajos de pavimentación dejaron, impidieron que las aguas  “escurrieran normalmente”.

El ejército y PC acudieron en apoyo a las familias afectadas.

El ejército y PC acudieron en apoyo a las familias afectadas.

En las primeras horas del domingo, con las intensas lluvias y sin tener posibilidad de encausar las aguas, éstas empezaron a inundar sus casas. “Llamamos a Protección Civil, pero dijeron que no podían venir porque estaban ocupados”, dijo doña Lini, una de las  afectadas; “desde las 2 de la madrugada, vimos como el agua ya había entrado a la casa, ya flotaban los ventiladores, la ropa, en fin, todas nuestras cosas”, narró con amargura.

De igual forma, un total de cuatro familias observaron impotentes como sus pertenencias, parte de su patrimonio se hundía en el agua, pues no tiempo de poner a salvo sus pertenencias.

El llamado de auxilio fue atendido hasta la mañana del domingo, cuando el mismo ejercito mexicano acudió con una brigada a sacar las aguas del interior de las viviendas a “cubetadas”, así como el personal de protección civil, quienes trabajaron de forma conjunta para “destapar” el registro y abrir una brecha para el cause de las aguas.

Las familias responsabilizan a la compañía constructora, de la que desconocen la razón social, de la pérdida de sus mesas, sillones, colchones, lavadora, estufas,   y muchos otros artículos dañados por las inundaciones. “Desde las 2 de la mañana y no teníamos como sacar toda esta agua”. Ricardo Hernández, de PC  explicó: “estábamos atendiendo el llamado de otras personas, pues también en San Miguel, solicitaron nuestro apoyo, allá se cayeron unos árboles” explico.

Lo cierto es que para Andrés López Díaz, uno de los afectados, el haber llamado en repetidas ocasiones en busca de ayuda al 066 sin tener respuesta, fue de las experiencias mas frustrantes, tomo algunos block de cemento y empezó a tratar de poner a salvo lo poco que podía. Sin embargo, ya era demasiado tarde, pues el agua ya había afectado su refrigerador, su lavadora, y demás pertenencias.

Anuncios

Gana torneo de pesca infantil mientras se encontraba en el baño.

El papá fue quien pescó la mojarra, pero los jueces se la valieron. Finalmente la escuela recaudó fondos.

Le dieron el 1o lugar aunque su padre pescó la mojarra.

Le dieron el 1o lugar aunque su padre pescó la mojarra.

Catazajá, Chiapas.

Enrique Romero.

Como si se tratara de una anécdota de de Ripley, en “Aunque usted no lo crea”,  una niña de Playas de Catazajá obtuvo el primer lugar del “V Torneo de Pesca Infantil de Mojarra”, realizado en este lugar, mientras se encontraba en el baño, pues su papá fue el que pescó la mojarra más grande de la categoría infantil. Lo sorprendente es que los jueces aceptaron la mojarra como “válida”, a pesar de que muchos padres de familia protestaron que el concurso era para los niños y “no para los padres de los niños”.

El evento cumplió cabalmente sus objetivos.

El evento cumplió cabalmente sus objetivos.

No obstante este incidente, en términos general el concurso, realizado por la sociedad de padres de familia de la escuela primaria “Por la Raza”, de Playas de Catazajá, fue un éxito, no solo por la amplia participación de unos 70 niños inscritos –de Catazajá, Palenque, Tabasco y Campeche-, sino porque también el evento permitió una mañana de convivencia familiar, el acercar a los niños y a sus padres a la naturaleza, y lo más importante, recabar fondos para la escuela que padece de una total falta de mantenimiento por parte del gobierno.

De Palenque el segundo lugar, para muchos el legitimo ganador.

De Palenque el segundo lugar, para muchos el legitimo ganador.

El concurso fue inaugurado a las 8:30 por el edil de Catazajá, Laureano Prott Pimienta, quien acompañado del síndico, la tesorera municipal y varios de los regidores, junto con el delegado regional de Pesca, Agustín Cañas, felicitaron a las organizadoras por la realización de este evento con el cual se obtuvieron fondos para la escuela primaria. Prott Pimienta también destacó la importancia de que los padres convivan con sus hijos en eventos recreativos.

A las 16:00 terminó la pesca y de acuerdo con los resultados proporcionados por los jueces, la tesorera del ayuntamiento, con la representación del edil, el delegado de pesca, y el comité organizador, efectuaron la premiación a los ganadores.

De esta forma, en la categoría infantil, la niña Dulce Nallely Espinoza Contreras (que se encontraba en el baño mientras su padre pescaba la mojarra ganadora de 465 gramos), recibió la computadora donada por la secretaría estatal de Pesca para el primer lugar, en tanto que el niño José Emiliano Hernández Silva, de Palenque, recibió un minicomponente como segundo lugar por su mojarra de 200 gramos, la cual pescó solo, por lo que para muchos a él le correspondía el 1º lugar. Con una mojarra de 110 gramos, Julio Alberto Hernández Ramírez, obtuvo el reproductor del 3º lugar.

Primer Lugar categoria juvenil.

Primer Lugar categoria juvenil.

En la categoría juvenil, la computadora portátil del 1º lugar la obtuvo José Prott Gómez, de Palenque, con su mojarra de 155 gramos; la bicicleta del segundo lugar fue para Zaragoza Cañas Torres  por su mojarra de 100 gramos, y la caña de pescar para el 3º lugar de esta categoría correspondió a Jonathan Guadalupe Hernández Villegas por su mojarra de 90 gramos. En la categoría libre el premio fue para Ociel García López por su mojarra de 105 gramos.

Para los niños fue un dia de sano esparcimiento y convivencia.

Para los niños fue un dia de sano esparcimiento y convivencia.

Cabe señalar que luego que los padres de la niña ganadora admitieran que ésta se encontraba en el baño cuando el papá pescó la mojarra, la presidenta del comité organizador manifestó que esa mojarra quedaba eliminada porque aunque la convocatoria establecía que los padres  deberían acompañar a los niños durante la pesca, inclusive auxiliándolos, no podía validarse el que el niño estuviera fuera del área de pesca mientras se sacaba la mojarra. No obstante el criterio de los jueces prevaleció y dieron como válida la mojarra, presionados por la extensa familia de la niña ganadora, lo que motivó el malestar de muchos otros padres de familia.