Volqueteros cetemistas de la sección 133 se plantan frente al ayuntamiento.

Su dirigente inicia huelga de hambre para demandar intervención del gobierno estatal ante abusos del edil.

Los volqueteros se plantaron ante el Palacio Municipal.

Palenque, Chiapas.

Enrique Romero.

Volqueteros cetemistas de la sección 133 “Juan Sabines Guerrero” de la Unión Sindical de Transportistas del Servicio Público en general, similares y conexos, iniciaron ayer un plantón frente al Palacio Municipal y su dirigente, Juan Manuel López Sosa comenzó una huelga de hambre, en demanda de que el gobierno del estado intervenga para frenar los abusos del edil palencano, Alfredo Cruz Guzmán, de quien aseguran que está interviniendo para afectar su trabajo y no reconoce su legal existencia.

Desde las 10 de la mañana los trasportistas de materiales plantaron de manera pacífica y sin alterar el tráfico algunos de sus vehículos pesados frente al Palacio Municipal y fijaron pancartas en ellos denunciando la actitud del munícipe en su contra. “Condiciona obras a cambio de acarreo de material”, “Alfredo Cruz desconoce a las instituciones del Gobierno del Estado”, “Nunca está, no hay audiencias”, “Responsabilizamos de nuestra integridad al presidente Alfredo”, fueron algunas de las leyendas de sus pancartas.El dirigente cetemista denuncio publicamente la actitud del edil.

En un comunicado, el dirigente transportista, cuya unión está afiliada al sindicato estatal “Guadalupanos de Chiapas”, denunció que desde hace más de un año el edil ha afectado los intereses económicos, políticos y laborales de esa Unión por lo que ante la gravedad de las situación y la cerrazón del edil demanda las intervención del gobierno de Chiapas, pues ellos tienen los elementos para desmentir los argumentos del edil, quien no quiere reconocer la documentación oficial emitida por el propio gobierno de Juan Sabines Guerrero.

Aseveró que Cruz Guzmán ha intervenido dolosamente para que la compañía constructora les retire un contrato de acarreo de grava a una obra pública que realiza, bajo el falso argumento que no es una unión legalmente constituida. Lo único que nosotros queremos es trabajo y lo podemos hacer de manera equitativa y organizada entre las uniones, pero el insiste en desconocer a esta unión, por lo que pido la intervención del gobierno estatal.

Detalló que el munícipe “ha venido otorgando de manera parcial el acarreo de material, desconociéndonos a mí y mis representados. Lo hago responsable al presidente municipal por todo lo que pueda sucederme, a mi familia, nuestros representados y las unidades de nuestra organización sindical”.

El dirigente, tras su declaración se apostó en los bajos del Palacio Municipal, donde se mantendrá de manera indefinida en huelga de hambre, acompañado de su familia y socios de su organización. La sección 133 cuenta con 30 volquetes, pero el sindicato estatal al que están afiliados, cuenta con más de 160 secciones, según se informó.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s