Encuentran otro manatí muerto en Catazajá. El segundo en pocos días.

Pobladores y autoridades exhortan a CONAPESCA a inspeccionar redes de pescadores para evitar más muertes.

Apenas contaba con 6 meses de vida.

Catazajá, Chiapas.

Enrique Romero.

Otro manatí, el segundo en pocos días, apareció muerto en la laguna de Catazajá, declarada Santuario de esta especie en vías de extinción, a cause de redes fuera de norma que utilizan pescadores furtivos, por lo que los pobladores como las autoridades de la zona urgieron a CONAPESCA para hacer presencia en esta región e inspeccionar las redes a efecto de evitar más muertes del sirénido.

La nueva víctima de esta pesca con redes fuera de norma, fue una hembra de apenas 6 meses de edad y de 1.60 metros de largo, cuyo cuerpo fue detectado en los límites entre Chiapas y Tabasco por ejidatarios de Victórico Grajales, quienes notificaron su hallazgo al edil Laureano Prott Pimienta, quien a su vez comunicó la información a la delegación regional de la Secretaría Estatal de Medio Ambiente y Vivienda (Semavi).

Se encontró en los límites entre Chiapas y Tabasco.

El delegado regional de esa dependencia, Ariel Requena, junto con otro personal especializado en manatíes que llegó de Tuxtla, y acompañado por edil, acudieron a levantar el cuerpo del sirénido y manifestaron su preocupación por ser el segundo en pocos días que perece de esta forma, por lo que señalaron como preocupante que la instancia encargada de vigilar el tipo de artes de pesca que se utilizan, la CONAPESCA, no lleve a cabo operativos para incautar las redes fuera de norma que son colocadas en los cauces de agua y arroyos por donde transitan los manatíes con sus crías, lo que provoca que se enreden en ellas y perezcan.

El comité de conservación apoyó al personal de SEMAVI

En el mismo sentido el delegado regional de la Secretaría Estatal de Pesca, Agustín Cañas, observó que este año no se desbordaron los ríos, por lo cual los manatíes se quedaron en la laguna de Catazajá, lo que lleva a considerar -por ser zona de intensa pesca- que es urgente el verificar las redes de los pescadores e invitarlos a retirarlas de los causes de los arroyos, para que los animales puedan tener la libertad de moverse con sus crías, las cuales son las que corren peligro de enredarse, no así los adultos que llegan a pesar hasta media tonelada.

El cuerpo de la pequeña manatí fue trasladado por personal especializado de la SEMAVI a Tuxtla Gutiérrez, donde le realizarán los estudios correspondientes, se informó.

Por su parte el comité de conservación del ejido reveló que en un rancho denominado “La Ensenada”, sus propietarios -de apellido Grajales- están terminando con especies silvestres que el gobierno de Chiapas busca proteger, pues con armas de fuego acaban con las iguanas, por lo que urge la participación de los 3 niveles de gobierno para evitar un desastre ecológico.

Detallaron que como se encuentran en los límites con Tabasco y al parecer en el vecino estado no esta prohibido cazar iguanas, están acabando con una especie que es protegida en Chiapas “y aunque no esté prohibido cazarla, debe prevalecer la cultura de la conservación”, opinaron.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s