Con bailes y rituales autóctonos reciben el equinoccio en las ruinas de Palenque

Cientos de nacionales y extranjeros concurren a celebrar el “año nuevo” mesoamericano y a “cargarse de energía”

Palenque, Chiapas.

Enrique Romero.

Una frondosa ceiba –árbol sagrado de los mayas- con el Templo X al frente, a un costado el llamado “Templo del Conde” y el juego de pelota a las espaldas, fue el espacio sagrado en el que cientos de visitantes a la zona arquelógica de Palenque se reunieron para recibir el equinoccio este domingo con rituales y danzas prehispánicas,  y así celebrar también el inicio del “año nuevo” maya “cargados” de energía y “buena vibra”.

Estimaciones iniciales del INAH calculaban una afluencia de 3 mil visitantes a esta mítica ciudad maya del clásico. Lo cierto es que sin poder precisar números exactos, hubo mucha gente, en su mayoría turismo nacional, pero también un buen segmento de extranjeros. Unos hicieron el recorrido tradicional por las principales estructuras de la zona, como “El Palacio”, “El Templo de las Inscripciones”, “El Templo de la Cruz Foliada”, el de el Sol, pero otros se concentraron frente al templo X donde un grupo denominado “Huitzilopochtli”, integrado por gente que vive en Palenque y varios extranjeros, realizaron el ceremonial prehispánico para recibir el equinoccio.

Danzaron con trajes prehispánicos, confeccionados por ellos mismos, al ritmo del tunkul, los teponachtles y las chirimías, reverberaciones de sonidos precolombinos entre el evocador humo del copal con el que se honra a las deidades primigenias, al sol, al agua, al fuego y -sobre todo- a la tierra, la cual fue nombrada en sus diferente denominaciones, desde la “Pachamama” incaica hasta la Coatlicue mexica.

“La tierra es una y es nuestra madre; ella nos cuida y nosotros tenemos también que cuidarla, porque somos ella y ella es nosotros”, recitaba con fervor una de las “hermanas” que oficiaban la mística ceremonia en la que todas las razas presentes se unieron por un instante y manos de blanca piel se enlazaron con las morenas, las de tonalidad asiática y hasta algunas de raíces africanas; niños, jóvenes, adultos y ancianos, formaron, tomados de las manos, “círculos de energía” que hacían evoluciones frente a la sagrada ceiba, contemplados por otros visitantes más tímidos que observaban desde las escalinatas de los milenarios templos de piedra caliza donde los mayas lograron verdaderas filigranas.

Carlos Ibarra Azcuaga, integrante de “Hitzilopochtli”, indicó: Somos n grupo de danza de Palenque, con 4 años de estar formado y con 8 danzantes, que venimos a dar la bienvenida al año nuevo mexica 12vcaña. Hoy danzamos 6 danzas que representan diferentes historias y son un rezo con los pies, un rezo a la madre tierra y un rezo por el cambio del espíritu y por el cambio de conciencia. Somos ecuménicos, estamos abiertos a todos los credos y razas, estamos unidos en un mismo planeta. Para nosotros no es la entrada a la primavera sino el año nuevo porque hay un nuevo sol conforme nuestros ancestros los mayas. Participamos también en el Festival Raices, organizado por el ayuntamiento.

 

Anuncios

Descubre verificación sanitaria consultorio médico “patito”

Carece de licencia, tiene medicinas caducas y productos “milagro”. Se opuso a la revisión, dice ser “influyente”

Carece de permiso y se hace pasar por influyente

Palenque Chiapas.

Enrique Romero.

Los verificadores de la Jurisdicción Sanitaria IV Selva descubrieron, el pasado fin de semana en en esta ciudad, un consultorio médico “patito”, pues no cuenta con la licencia correspondiente para funcionar como tal, tiene medicamentos caducos y productos de los conocidos como “milagros”, y se presume que también se usa como clínica clandestina. El propietario, quien dice ser médico, se oponía fuertemente a la revisión argumentando que es pariente del subprocurador de Justicia del Estado, lo que tampoco es cierto.

Así lo informó el titular del departamento de regulación sanitaria, el médico Régulo Díaz, luego de que concluyera la verificación al consultorio que se ubica sobre la avenida Velasco Suarez de esta ciudad y que es propiedad de Carlos Virgilio Alonso Culebro, quien rotuló su nombre en el local omitiendo su apellido paterno para destacar el apellido Culebro, el cual ostenta en esta ciudad para hacerse pasar como pariente cercano del funcionario estatal y asumir actitudes de influyentismo.

El jefe de los verificadores indicó que es un programa de la secretaría de salud la verificación de consultorios y laboratorios, el cual lleva en esta ciudad un 85 por ciento de avance, pero que es la primera vez que se encuentran con alguien que impedía la verificación y hasta amenazaba con llamar a su supuesto pariente para acusar a las verificadoras, quienes desde el día anterior intentaban cumplir su trabajo, lo que no permitió.

Se verificará que sus titulos profesionales no sean "patito"

De hecho, al día siguiente se constató que se hizo acompañar de un abogado y de otro litigante para tratar de impedir la verificación sanitaria y al no haber argumentos legales para impedirlo, estuvo videograbando todo para intimidar a las verificadoras. Se observó que también tiene una antena y una base de radiocomunicación, lo que resulta inusual en un pequeño consultorio médico. En las paredes de su vestíbulo no estaba exhibida licencia alguna ni sus títulos médicos.

Régulo Díaz indicó que los verificadores encontraron un tanque de oxigeno, una mesa de exploración y otro equipo que hace pensar que también funciona como clínica dicho consultorio y podrían llevarse ahí cirugías clandestinas, pues tampoco cuenta con la licencia correspondiente para ese efecto. Durante la verificación Alonso Culebro presentó una licencia obtenida en Tuxtla, donde inicialmente tenía su consultorio, con un domicilio de esa ciudad, con el cual pretendía amparar el consultorio de Palenque. Dentro de los productos “milagro” que se le encontraron, está la “Uña de Gato”, prohibida por el sector salud.

Añadió que se verificará que el titulo de médico que ostenta y su cédula profesional sean auténticas, pues llama la atención que en ese pequeño consultorio también realice trabajos de traumatólogo, ortopedista y de laboratorio la misma persona, quien también se desempeña como médico en la clínica local del IMSS. Algunas personas que han acudido a esa clínica señalaron a este medio, abusos y prepotencia, porque al no completar sus honorarios, han quedado retenidos hasta que no llegue un familiar con el dinero completo.

En el pequeño local se hace de todo y hasta con productos "milagro"