Defendamos Nahá, en la selva Lacandona. Basta ya de corrupción: Melgar.

IMG-20160727-WA0057Defendamos Nahá en la Selva Lacandona, basta ya de corrupción: Melgar
CDMX 28 de Julio 2016.- Para defender al medio ambiente de la corrupción que tanto daño le genera, es necesario implementar una agenda ambiental, que sea fuerte, insistente, conocedora de los problemas, pero sobre todo implacable a la corrupción. Justo como lo ha trabajado desde el 2012 Melgar, Senador por Chiapas.
Ante esto Melgar realizó una denuncia para elaborar los estudios poblacionales necesarios que permita evaluar el estado de conservación de las especies representativas del área de protección de flora y fauna en Nahá, lugar inmerso en la Selva Lacandona.
La Selva Lacandona se encuentra localizada en el oriente de Chiapas, y abarca los municipios de Las Margaritas, Altamirano, Ocosingo, Palenque, Maravilla Tenejapa, Marqués de Comillas y Zamora Pico de Oro, es considerada el pulmón más importante de Norte América, y es un patrimonio ambiental de los Chiapanecos.
Por ello Melgar realizó un respetuoso exhorto para que a través de la SEMARNAT, conjuntamente con la CONANP, elaboren los estudios poblacionales necesarios que permita evaluar el estado de conservación de las especies representativas del Área de Protección de Flora y Fauna Nahá, y con ello determinar si estas poblaciones han sido mermadas por la tala clandestina, incendios forestales, cambio de uso de suelo, introducción de especies exóticas, erosión y degradación de suelos, invasión de tierras, así como por contaminación de agua y suelo.
Melgar finalizó: “si los chiapanecos no protegemos y defendemos lo que nos da de comer, vamos a acabar con nuestro patrimonio natural, no se trata de rescatar un árbol nada más, se trata de darle un futuro productivo a nuestros hijos”

Anuncios

En Chamula ir a fondo para paz duradera: Zoé Robledo.

BOLE ZOÉ VIOLENCIA

Al intervenir en Tribuna, el Senador de Chiapas pidió reconocer que la violencia no es un fenómeno indígena, cultural o geográfico, sino político, y como tal debe ser atendido.

Al intervenir en tribuna para hablar sobre los asesinatos de alcaldes en el territorio nacional, el Senador de Chiapas, Zoé Robledo, sostuvo que por más posiciones políticas que se tengan, por más discursos que se digan, si no se logra en lo hechos que lo de Pungarabato o lo de San Juan Chamula no se vuelva a repetir, se habrá fallado a la responsabilidad de representación popular.

“Creo que es hora de que a la indignación, al dolor, le sumemos un poco más de reflexión, más reflexión que vaya en el sentido no solamente de la necesaria verdad, no solamente de la fundamental justicia, sino de la reflexión de por qué pudo pasar esto, qué elementos estuvieron presentes que propiciaron que uno y otro asesinatos se dieran este fin de semana negro de nuestros país.”

Robledo dijo que a pesar de la cercanía geográfica de los dos estados (Guerrero y Chiapas), a pesar de las igualdades en términos de la pobreza, a pesar de que ambos estados tienen una historia triste de violencia, hay razones muy diferentes que explican Pungarabato y que explican San Juan Chamula.

“En mi representación política estoy obligado a intentar plantear y reflexionar sobre el caso que ocurrió en los Altos de Chiapas, y creo aquí que no debemos de acostumbrarnos a este tipo de historias, que todo este lenguaje conceptual que le hemos dado a entender, el origen y el sentido de la violencia desde coordenadas estrictamente racionales, que tienen que ver con amenazas, con usos y costumbres, con venganzas, con confrontaciones de plazas, con guerra entre cárteles, con formas violentas de resolución de conflictos, solamente han servido para volver nuestra realidad más tolerable, solamente ha servido para intentar hacerla un poco menos trágica y un poco más normal, y que en ese sentido no estamos capturando las dimensiones del fenómeno social y eso solamente nos va a llevar a un fracaso tras otro y a un alcalde muerto y a otro y a otro más.”

El legislador chiapaneco insistió en que las posibles soluciones de fondo, las posibles soluciones duraderas partirán de hacer un buen diagnóstico como punto de partida y para el caso de Chiapas esto es fundamental, desde qué diagnóstico se parte, porque había alertas de los conflictos de Chamula y no son alertas que se hayan prendido hace un año o más, son alertas permanentes de uno de los espacios de mayor conflicto en Chiapas.

“Y ahí es donde también hay que reconocer que hubo alertas que pudieron haber evitado esto. El propio EZLN lo advirtió y no es un dato menor: ratifica que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional tiene un pulso muy fino y que además entiende lo que está pasando en la región. Hay que darles un espacio de reconocimiento que posiblemente pueda ser el inicio de un proceso incipiente de reconciliación integral de todo Chiapas.”

En ese sentido, el parlamentario consideró que el primer paso para abonar a un proceso de reconciliación integral y construcción de paz duradera en la región pasa por reconocer a quienes son los interlocutores válidos, pues no habrá solución posible si además de reconocer interlocutores no se reconoce también los antecedentes históricos, los antecedentes políticos que han determinado por qué las cosas son como son y no de otra manera.

“Creo que debemos de reconocer que la violencia no es un fenómeno indígena, la violencia no es un fenómeno geográfico, no es un fenómeno cultural, es un fenómeno político y como tal, hay que reconocer que donde ha habido violencia es porque ha fallado la política, y reconocer al mismo tiempo que ahí es donde puede la política servir para encontrar soluciones verdaderas.”

Finalmente, Zoé Robledo dijo que el Congreso de la Unión, como espacio de la pluralidad, como espacio del diálogo, como espacio del acuerdo, debe ser el espacio en donde se pueda encontrar soluciones duraderas a San Juan Chamula, a Pungarabato y a todos los municipios que viven una inestabilidad permanente y que hace que los pobladores de esas localidades pasen a ser ciudadanos de segunda categoría.