Desacredita Morales Cleveland presunta predicción apocalíptica de los mayas para 2012

“Es un evento estrictamente cíclico, el fin del Baktun 13”, afirma el especialista mexicano.

Palenque, Chiapas

Enrique Romero

Contrario a las profecías apocalípticas para el 2012 atribuidas a la civilización Maya, el arqueólogo mexicano, Alfonso Morales Cleveland, aseguró a la agencia EFE que los mayas predijeron un “fenómeno estrictamente cíclico”, no una catástrofe planetaria.

 En los libros “Chilam Balam”, que se relacionan la historia del pueblo maya, las profecías sobre el fin de la primera era de la humanidad se mencionan y es a partir de las referencias que algunos “estudiosos” han sacado sus conclusiones sobre “siete supuestas predicciones”, explicó Alfonso Morales, cuya entrevista sobre el tema, recién publicó en Estados Unidos el “Herald Tribune”.

 En entrevista con este corresponsal, el destacado arqueólogo, mano derecha de la ya desaparecida investigadora norteamericana, Merle Green, señaló que “estos estudiosos insisten que los mayas estaban profetizando una serie de catástrofes naturales que causan la destrucción total del planeta y de la especie humana a lo largo de la misma”.

 En esta interpretación, añadió,  las predicciones, supuestamente derivadas del “Chilam Balam”, asumen que “el mundo de odio y materialismo terminará y … la humanidad tendrá que escoger entre desaparecer como especie sensible que amenaza con destruir el planeta o evolucionar hacia la integración armónica con todo el universo”.

 Frente a esta visión catastrofista, Morales aseguró a la agencia internacional que los mayas “ciertamente tenían sus profecías, pero hablaban de su propio mundo, no el mundo entero, como muchos han interpretado recientemente”, remarcó.

Recordó que las predicciones mayas “surgieron mucho antes de 2012, en particular con la llegada de los españoles, que puso fin a la cultura Maya, hecho ejecutado con sangre, que reorganizó sus tierras, trajo el hambre y las enfermedades y no respetaron sus creencias”.

  La conquista española de los pueblos mayas, que habitaron una vasta región de Mesoamérica, se completó en 1697 con la toma de Tayasal, entonces capital de las civilizaciones Maya Itzá y Zacpetén. El último estado maya desapareció en 1901 con el fin de la Guerra de la “Castas”, cuando el gobierno del entonces presidente Porfirio Díaz mexicano ocupó la ciudad de Santa Cruz.

 Morales dijo que, según el calendario Maya, la primera era de la humanidad terminará el 21 de diciembre de 2012, con la finalización del ciclo Baktun 13, o los 5.125 años de existencia de la civilización que se calcula que ha comenzado en el 3114 ac.

 “La filosofía maya concibe el principio y al final como un todo. Es decir; no es así la vida independiente y la muerte, porque una es el origen de la otra, pero por lo tanto, eso no quiere decir que todo tiene que terminar para poder ver un nuevo comienzo “, destacó Morales Cleveland.

 Agregó que si el Gobierno maya aún estuviera gobernando Mesoamérica, “el 21 de diciembre del 2012 sería el día más importante de toda su historia. Ellos celebraban la llegada de un nuevo sol con ceremonias, banquetes y sacrificios”.

Señaló que la civilización maya desarrolló uno de los cinco sistemas de escritura originales en el mundo, junto con la china, sumeria, egipcia y Harrappan en la India. También utiliza el concepto de “cero” antes de otras culturas, mantenidas complejas redes comerciales con las ciudades vecinas, dejaron un legado ilimitado de obras de arte y el arte integrado mitología y el poder en su arquitectura monumental.

Anuncios

Recorre edil nuevo sendero turístico en la Zona Arqueológica de Palenque

INAH construye uno más en el Parque Nacional de cara al fin del Calendario Maya. Abrirán en noviembre.

Palenque, Chiapas

Enrique Romero

Un nuevo sendero turístico, que recorre zonas vírgenes de selva y templos sepultados de la antigua ciudad maya de Palenque, fue recorrido por el edil de Palenque, Marcos Mayo, a invitación del director de las zonas arqueológicas de Palenque, Bonampak y Yaxchilán, Juan Antonio Ferrer, quien le informó de los preparativos que el INAH realiza de cara al fin del Calendario Maya.

El nuevo sendero de aproximadamente un kilometro de largo, es efectuado con recursos propios del INAH, y se recorre a pie en aproximadamente una hora de ida y otra de regreso y pasa por las cascadas de Motiepá, el monumento de La Picota y finaliza en el Templo de Los Olvidados, que anteriormente no eran accesibles al visitante y ahora lo serán.

Otro sendero más, de unos 400 metros de extensión, hace interesante recorrido entre selvas y templos cubiertos por vegetación tropical y sale al estacionamiento de la zona de servicios, donde se localiza el Museo de Sitio “Alberto Ruz L’Huiller”.

  1. Ambos senderos se suman al ya existente que pasa por “El Baño de la Reina”. Lo interesante es que sumado a la riqueza de los vestigios arqueológicos, los senderos permiten apreciar la vasta biodiversidad de la zona, tanto en especies vegetales, como enormes ceibas y caobas, como de la fauna local, entre la que se encuentran exóticas aves y monos aulladores, entre otros.

Durante el recorrido, en el que el edil tuvo como anfitrión y guía al funcionario del INAH y al director del Museo de Sitio, y fue acompañado por el director municipal de turismo, Marcos Mayo pudo apreciar la flora y fauna  que caracteriza al Parque Nacional, como arboles de madera fina, cedro, caoba, ceiba, guanacaste, monos saraguatos, mono Araña, y algunas aves como tucán, palomas y trogones.

También se pudieron observar estructuras mayas totalmente vírgenes, plantas medicinales y un acueducto donde se observo un nacimiento de agua. Estos senderos estarán abiertos al público en general a finales de noviembre del presente año.

Las tradiciones nos definen como sociedad y cultura”: Marcos Mayo

Resalta el edil de Palenque las milenarias tradiciones prehispánicas del Día de Muertos

Palenque, Chiapas

Enrique Romero

Al inaugurar el primer concurso de altares, ofrendas y catrinas, organizado por el ayuntamiento, el edil Marcos Mayo sostuvo que “son las tradiciones las que nos definen como sociedad y cultura”, por lo que es necesario preservarlas, particularmente en el caso de Palenque, donde la tradición se remonta a los ritos funerarios de los mayas, y donde se encuentra el más importante monumento funerario de Mesoamérica, como lo es la tumba de Pakal, en el Templo de las Inscripciones.

“Este gobierno tiene espíritu de tradiciones y el cariño de recuperarlas para enorgullecernos de lo que somos·, resaltó el munícipe tras recorrer la policroma y multicultural exposición de altares y ofrendas, las cuales fueron explicadas en detalle por las instituciones educativas participantes, en la que se observó elementos de la cultura maya-ch’ol, así como de la tradición católica.

El primer concurso de altares, ofrendas y catrinas, fue organizado y realizado por  el DIF municipal, Eventos y Ferias en coordinación con la Dirección de Cultura y Educación Municipal,  con la finalidad de rescatar y promover nuestras tradiciones mexicanas, como  es “El Día de Muertos” y seguir fortaleciendo esta importante tradición que ha permanecido vigente en el pueblo mexicano, explicó Analondy Laitner Nieto, coordinadora municipal de Eventos y Ferias.

El evento  contó también con la participación del ballet folklórico juvenil, y la presentación del teatro- danza   Maya Chol Lakan-Há con el “Ceremonial de la Muerte del Pakal”, realizado por alumnos del COBACH plantel 38, con el “Ceremonial de la muerte de Pakal” del plantel 38 COBACH SUCLUMPA así como otros bailables.

El jurado calificador apreció los altares y calificó la originalidad, creatividad y el respeto a las tradiciones mexicanas. Los altares expuestos  fueron montados por alumnos de 11 diferentes planteles educativos. El primer lugar en Catrinas lo obtuvo la escuela Suclumpá, premiada con un viajes para dos personas a Yaxchilán y Bonampak; en 2º lugar, Conalep 069 con un Buffet para 2 personas en un restaurante  y tercer lugar lo obtuvo la Esc. Secundaria Federal Benito Juárez García # 125 ganadora de un viaje para 2 personas a la Zona Arqueológica, Agua Azul y Misol-Ha.

Los tres primeros lugares en “Altares”:

·         Primer lugar: el CECYTECH # 19 Turno Vespertino con un incentivo de

$ 1500

·         Segundo lugar CECYTECH# 19 Turno Matutino $ 750

·         Tercer lugar COBACH “ San José Pathuitz “ juego de balones.

Cobach de la zona norte realizan Festival Cultural con motivo del fin del calendario maya

El Festival “EL K´N – KELEL DEL HALACH WIÑIC” inició con un conferencia sobre la cultura maya.

Palenque, Chiapas

Enrique Romero

Con la participación de los planteles COBACH de la zona norte en 7 municipios, inició este jueves con una conferencias sobre la cultura maya, el el festival “K´N – KELEL DEL HALACH WIÑIC (El festival de la gente verdadera)” que realiza la coordinación regional con motivo de ser el 2012 el Año de la Cultura Maya.

Las actividades artístico culturales son organizadas por la coordinadora regional de estos planteles, Rosita Bacelis Lacroix, y tienden a reforzar en los alumnos de la zona sus raíces étnicas (cho’l, tzeltal, tojolobal y zoque) en un año dedicado a la cultura maya, de la que Palenque es un gran exponente de su esplendor, señaló la funcionaria.

El festival, que hoy viernes prosigue, fue inaugurado en el museo de sitio de Palenque, por el subsecretario de gobierno de la zona maya, y le siguió una conferencia, ofrecida por el arqueólogo Miguel Ángel Vázquez del Mercado, quien además es director del Museo de sitio de Palenque, en donde expuso los grandes logros de esta cultura y su aporte a la humanidad.

Hoy se realizará un festival artístico en el parque central de esta ciudad, a partir de las 17:00 horas, en donde se contempla la presentación de talentos cobachenses; la elección de Lak Nich’J (Nuestra Flor); danzas mayas;  la obra de teatro maya Popol Vuh; y una exposición fotográfica del Palenque antiguo.

Restos óseos del Templo XX de Palenque podrían estar perdidos para siempre: Morales Cleveland

·         El arqueólogo, quien junto con Merle Green, descubrió la tumba lamentó que el INAH haya tardado tanto en abrirla por burocratismo y criterios pocos científicos.

·         Presenta fotografía tomada hace 13 años en la que todavía se observan los restos del que fuera gobernante de Palenque y que ahora los arqueólogos no encuentran.

La cámara funeraria tardó 13 años en abrirse, desde su descubrimiento

Palenque, Chiapas

Enrique Romero

Alfonso Morales Cleveland

“Seguramente los restos óseos -que ahora no encuentran los arqueólogos del INAH- de la tumba localizada en el Templo XX de Palenque, se han perdido para siempre”, declaró Alfonso Morales Cleveland, quien fuera su descubridor, junto con Merle Green Robertson, al exhibir una fotografía donde aún se observan los restos, ya muy deteriorados y casi como una huella, de quien el IANH asume que fuera el primer gobernante de Palenque, tomada por ellos hace 13 años y que ahora no aparecen en las recientes fotografías tomadas por el INAH al abrir la cripta funeraria hace unas semanas.

El reconocido arqueólogo, discípulo de Linda Shelley y mano derecha de la recientemente desaparecida investigadora norteamericana, Merle Green Robertson, criticó el que por burocratismo y razones  poco científicas, el INAH hiciera caso omiso a la solicitud que ellos, en ese entonces a cargo de las investigaciones realizadas por el Instituto de Investigaciones de Arte Precolombino (PARI, por sus siglas en inglés), efectuaran para el proyecto de abrir, investigar y rescatar la tumba real en 1999, cuando la descubrieron, con los mismos procedimientos que los que ahora utiliza el INAH.

Dibujo de Merle Green del Mural (cortesia Alfonso Morales)

“Como se trataba de una institución norteamericana, que además utilizaba fondos propios, jamás respondieron a nuestro proyecto, no obstante que desde que entonces se asumía que al estar en contacto con el aíre y la humedad, por el ducto por el que introdujimos la cámara fotográfica que tomó las primeras imágenes de la cámara funeraria (pintura mural, cuentas de jade, restos óseos, y cerámica), inició su deterioro los restos de la osamenta. Se tardaron demasiado en abrirla y ahora, al parecer ya desaparecieron para siempre. Pero nosotros tenemos la evidencia de que ahí, entre las cuentas de jade y en el lecho del piso, estaban los restos del gobernante palencano”,  señaló Morales Cleveland, en entrevista exclusiva.

Esta imagen muestra los restos oseos desaparecidos(cortesia de Alfonso Morales)

Apuntó que los procedimientos que actualmente está utilizando el equipo multidiciplinario del INAH, a cargo del arqueólogo Arnoldo González Cruz, para el ingreso y preservación de la cámara funeraria, son los adecuados y fueron los mismos que Merle Green y él propusieron a el INAH en el proyecto que le presentaron para consolidar primeramente la sub-estructura  del Templo XX y posteriormente ingresar a la tumba real, todo esto sin costarle al gobierno mexicano y bajo el control del INAH.

“Jamás respondieron a nuestra propuesta, aparentemente porque ellos eran los que se querían llevarse el crédito”, cuando lo importante era la investigación y el rescate de la cripta. Además, indicó que no obstante el excelente trabajo de consolidación realizado posteriormente por la destacada arqueóloga Marta Cuevas, a ella también la removieron del proyecto cuando ya todo estaba listo para abrir la tumba y en su lugar trajeron a Arnoldo González, a dirigir el proyecto, con un manejo político de los tiempos a efecto de coincidir con el fin del calendario maya, y además quedar bien con el próximo presidente de México y el próximo gobernador de Chiapas.

Al dar a conocer, hace unas semanas, el ingreso a la cripta, el INAH refiere el comentario de Arnoldo González: “Estamos ante el nacimiento de la dinastía palencana, hacia el año 400 después de Cristo, porque podríamos estar hablando del recinto funerario de su fundador, aunque esto no deja de ser especulación .Sobre la superficie, todavía no se observan restos óseos de algún personaje, aunque es muy probable que éstos se descubran una vez iniciadas las excavaciones…”

Cuentas de jade, no se observan ya restos oseos (foto INAH)

Sin embargo, Morales Cleveland cuestionó el que la tumba, como especula ahora el INAH, pudiera pertenecer al primer gobernante de Palenque, K’uk Bahlam I, que ascendió al poder en 431 d.C., y fundó la dinastía a la que perteneció el célebre gobernante maya Pakal, pues tiene unos mil quinientos años de antigüedad, fecha obtenida por los estudios realizados  por el especialista Robert L. Randf, a partir de las fotografías de cerámica que se encuentra en la cripta funeraria, corresponden a la datación del  500 a 550 d.c., y por lo tanto no podría pertenecer a ese primer gobernante, sino a uno posterior a él.

Vasijas camara funeraria, unico medio de datacion (foto INAH)

Resaltó que las primeras investigaciones de lo que ahora revela el INAH, las realizó PARI, como el estudio de las pinturas murales de la cámara funeraria, del que mostró dibujos comparativos realizados por Merle Green, y de la cerámica, del que se obtiene la datación de la tumba, “pues aún no han realizado pruebas de carbono 14”, indicó.

templo XX acrópolis sur (foto INAH)

Cabe señalar que el INAH, con la prensa chiapaneca se mostró hermética en aportar información de la tumba, pero en cambio dio en exclusiva a periódicos nacionales detalles y fotografías de la apertura de la cámara funeraria, a efecto de publicitar el “descubrimiento” de una manera más relevante. Lo que no ha revelado es que los restos del gobernante de esa tumba ya no están, donde hace 13 años fueron fotografiados por los auténticos descubridores, ni tampoco las razones que los llevaron a demorar más de una década a abrir la tumba y rescatarlos…

A punto de importante descubrimiento en el templo XX de Palenque

Los arqueólogos están por penetrar a la tumba de un personaje no identificado, anterior a Pakal.

La cámara funeraria cuenta con pinturas murales

Palenque, Chiapas

Enrique Romero

Luego de años de investigación y trabajo de consolidación de la estructura, los arqueólogos del INAH se encuentran ya en el acceso principal a la tumba de un personaje aún desconocido que se localiza en el llamado Templo XX de Palenque,  que es mucho más antiguo que el gobernante Pakal, podría ser el fundador de la dinastía gobernante de Palenque, y que fue localizada mediante el uso de microcámaras, hace casi dos años. Sería, luego de la tumba de Pakal y la de la Reina Roja, el descubrimiento más importante realizado en esta mítica ciudad maya.

La cercanía con el importante descubrimiento fue confirmada por el director de las zonas arqueológicas de Palenque, Bonampak y Yaxchilán, José Antonio Ferrer Aguilar, quien refirió que los trabajos de investigación y restauración del Templo XX , datan de varios años y actualmente son realizados por el arqueólogo Arnoldo González Cruz, quien participó en el descubrimiento de la tumba de la Reina Roja.

En 10 días se determina la entrada a la tumba: Ferrer Aguilar.

“Este proyecto arqueológico es de suma importancia y cuenta con la autorización y el apoyo del mismo director general del INAH, Alfonso de María Y Campos. “En estos momentos los trabajos que se realizan en el Templo XX es la liberación y excavaciones de la entrada principal de la cámara, a la cual ya llegamos, y donde hay unas lajas fracturadas. En 10 días podremos determinar si ya se puede penetrar a la tumba”, Aseguró.

“Estamos ya en la puerta de la cámara funeraria, que tiene dos antecámaras colapsadas y que se han estado consolidando, por lo cual se está haciendo un trabajo muy cuidadoso por los especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)”, resaltó el arquélogo, Arnoldo González, encargado del proyecto, quien  agregó: “Estamos haciendo un trabajo especializado, llevamos tres meses de actividades y se están haciendo cálculos estructurales para no tener contrariedad, que el edificio XX no sufra colapso, “Se dará el aviso cuando se ingrese a la cámara y lo haremos del conocimiento público”, indicó.

El orificio por donde se introdujo la microcamara

El orificio por donde se introdujo la microcamara

Hace aproximadamente dos años, con la participación también de la destacada mayista, Martha Cuevas, un grupo interdisciplinario del INAH, mediante el uso de microcámaras,  obtuvieron imágenes del interior de una cámara funeraria, a la que nadie ha podido acceder desde hace 1,500 años, en la Acrópolis Sur de la Zona Arqueológica de Palenque. La tumba fue localizada dentro de una subestructura desde 1999, bajo el Templo XX; sin embargo, su intrincada ubicación y el trabajo de consolidación del basamento habían impedido, penetrar al recinto que guarda celosamente los restos mortales de un personaje muy importante de esa antigua ciudad maya, que vivió en la época más temprana del sitio, entre 431 y 550 de nuestra era.

Sin embargo, hace casi dos año, una diminuta cámara de video de poco más de 4×6 cm, y apenas 94 gramos de peso, descendió a cinco metros de profundidad por un orificio de 15×15 cm sobre el techo de la bóveda para hacer la exploración de sondeo, y pudo obtener las imágenes del sepulcro donde se observan paredes pintadas de rojo y figuras humanas delineadas en negro, además de 11 vasijas, y una cantidad indeterminada de piezas de jade y concha, que debieron formar parte del atuendo mortuorio del personaje.

El arqueólogo Arnoldo González es quien está a cargo del proyecto

Esta cripta, a diferencia de hallazgos similares en el sitio, como las tumbas de Pakal II y de la Reina Roja, que datan del siglo VII d.C., no contiene un sarcófago. Según los especialistas, es muy probable que la osamenta fragmentada del personaje yazga directo sobre las lajas del piso. La cámara mortuoria, ubicada dentro de una subestructura del Templo XX, tiene bóveda escalonada, una puerta de acceso formada por grandes losas y, de manera excepcional, conserva los muros decorados con pintura mural donde están representados nueve personajes.

Estas características de la cámara funeraria —de acuerdo con la doctora Martha Cuevas— indican que los restos óseos que ahí reposan pueden corresponder a un sagrado gobernante de Palenque, probablemente uno de los iniciadores de su dinastía. Lla osamenta podría pertenecer a alguno de los siguientes ajau o señores: K’uk’ Bahlam I, el primer gobernante de la ciudad; otro cuyo nombre no ha sido traducido aunque algunos autores lo han llamado Ch’away; Butz’ Aj Sak Chiik; Ahkal Mo’ Naab’ I; K’an Joy Chitam I, o Ahkal Mo’ Naab’ II, éste último se entronizó en 565 d.C.

La arqueóloga Cuevas estima  que, aunque el recinto no ha sido excavado, a partir del tipo de cerámica y de pintura mural que yacen en contexto funerario, el Templo XX fue construido hacia 400-550 d.C., y su cámara ocupada en ese mismo lapso del periodo llamado Clásico Temprano.

“Se trata ni más ni menos que del segundo hallazgo en el sitio de un contexto de esta época, ya que sólo se conocía otro contexto, también funerario, en el Templo XVIII-A que se localiza frente al XX-. Esa cámara funeraria fue descubierta y explorada en los años 50, por Alberto Ruz L’huillier, el descubridor de la tumba de Pakal II en el Templo de las Inscripciones.

Imagen de ofrenda funeraria tomada con microcamara

“En muchos años y experiencia de trabajo, nunca se había afrontado un rompecabezas como el Templo XX de Palenque”, refirió el arqueólogo Rudy Larios Villalta. “Su liberación se inicia en el año 2001 por el Proyecto Grupo de las Cruces como un proyecto tripartito, INAH, PARI, Y EL CHAAAC, de la Universidad de Texas” del que fue partícipe el arqueólogo.

De esas primeras investigaciones, hace ya casi doce años, recuerda que “Los trabajos de liberación revelaron varios factores que no parecían congruentes con lo que pudo ser esta enorme construcción. Se pudo ver  que la destrucción en sus fachadas este y sur era muy grande, pero a la vez, que el escombro encontrado no era representativo del volumen de construcción destruida. Al oeste, por el contrario, sus muros escalonados aun se conservan en gran parte pero su mampostería y dimensión no corresponden a lo que evidentemente existió en los otros dos lados, tanto en dimensiones como en materiales de construcción y el ordenamiento del aparejo”.

Explicó que “La confusión fue aclarándose lentamente para los arqueólogos y restauradores, pero evidentemente, para el público visitante que desconoce los antecedentes, puede ser motivo de gran confusión. El rompecabezas fue difícil de armar, pero ahora los arqueólogos entienden perfectamente que este es un ejemplo muy claro de las actividades de remodelación que se estaban llevando a cabo en el momento mismo del llamado colapso de los tiempos Clásicos y por la misma razón, ésta remodelación jamás fue terminada”, apuntó.

“La explicación es sencilla: en esta gran estructura se desarrollaron varios capítulos de la historia de Palenque, y en cada uno de ellos, ella fue remodelada o al menos modificada en parte hasta unas tres veces como mínimo. Su versión más antigua, data del año 540 d. C. Luego, un personaje que por el momento no ha sido identificado, fue enterrado allí, destruyendo parcialmente la parte superior para introducir la tumba”, concluyó Larios Villalta.

Regresa la esposa de Pakal, la Reina Roja, a su casa en Palenque.

Luego de 18 años de estudios, determinaron que era consorte y no madre del gobernante maya. Retornó a su reino.

Palenque, Chiapas.

Enrique Romero

Luego de 18 años de permanecer en estudio en un laboratorio de antropología física de la Ciudad de México, los restos óseos de la Reina Roja regresaron a la ciudad maya de Palenque, Chiapas, donde fueron descubiertos en 1994, junto con sus dos acompañantes con quienes fue enterrada en el año 672 d.C., así lo dio a conocer ayer el INAH mediante un comunicado.

El nombre de la Reina Roja —cuyos restos se hallaron dentro de un sarcófago monolítico—, provino de que la máscara de malaquita que cubría su calavera, estaba recubierta por una capa de cinabrio (mineral rojo) de tres centímetros de grosor.

Luego de su descubrimiento, en el interior del Templo XIII de dicha la zona arqueológica chiapaneca, los esqueletos de la soberana maya y acompañantes (un niño y una mujer adulta), fueron trasladados al laboratorio del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), que se ubica en un anexo en el Claustro de Sor Juana.

Ahí, el antropólogo físico Arturo Romano Pacheco los estudió por más de una década y media para confirmar su sexo, edad al fallecer, enfermedades padecidas y relaciones de parentesco con otros personajes descubiertos en el sitio prehispánico.

Tras la culminación del análisis de los huesos y la obtención de los resultados, que ya se han dado a conocer en diversas publicaciones y un documental, el INAH determinó su regreso a Palenque, conforme a la política de conservar en el sitio arqueológico todos los materiales descubiertos, a fin de que no se dispersen en otras colecciones o museos, informó el arqueólogo Emiliano Gallaga, director del Centro INAH-Chiapas.

El traslado desde el Claustro de Sor Juana hasta Palenque estuvo a cargo del personal del Centro INAH-Tabasco —ya que la ruta más directa es Ciudad de México-Villahermosa—. El convoy viajó por carretera en un vehículo oficial del INAH, escoltado por una patrulla de la Policía Federal y dos elementos de seguridad de la Zona Arqueológica de Palenque, detalló Juan Antonio Ferrer Aguilar, delegado del INAH en Tabasco.

El viernes 15 de junio, día en que se conmemoraron los 60 años del descubrimiento de la tumba de Pakal, la Reina Roja llegó a Palenque, al filo de las 23:00 horas, en cuatro cajas forradas por dentro con hule espuma inerte que se ahuecó con la forma de cada hueso, lo que permitió trasladarlos sin peligro de que se movieran durante el trayecto.

Además de la Reina Roja, también fueron trasladados los restos del infante y la mujer adulta que los mayas le asignaron como acompañantes el día de su entierro; se llevaron en otras tres cajas de iguales características para la adecuada conservación de las piezas óseas.

El director del Centro INAH-Tabasco informó que las siete cajas con los restos óseos se depositaron en las bodegas de resguardo de colecciones de la Zona Arqueológica de Palenque, en un espacio donde la humedad está controlada y la temperatura se mantiene estable, conforme a las indicaciones que dieron los antropólogos físicos que estudiaron y trataron los huesos para su conservación.

Cabe recordar que los últimos estudios de antropología física determinaron que los restos mortales de la Reina Roja podrían corresponder a la esposa del gobernante maya Pakal II, y no a su madre, como se creyó durante los primeros años del descubrimiento de su tumba, en tanto que estudios de ADN confirmaron que no hubo parentesco entre ambos personajes.

Asimismo, las características del cráneo de la Reina Roja son semejantes a las representaciones de la esposa de Pakal, que se han identificado en tableros del sitio prehispánico; además, el fechamiento de los huesos dieron una antigüedad de 672 d.C., mientras que las inscripciones en los monumentos de Palenque aluden al 13 de noviembre de 672, como fecha de la muerte de Tz´ak-b´u Ajaw, cónyuge del soberano de Palenque.

En lo que toca a los resultados de los estudios hechos a los acompañantes de la Reina Roja, ahora se sabe que uno corresponde a un niño de sexo masculino que vivía su tercera infancia al momento de morir (7-12 años de edad); y el otro a una mujer de entre 20 y 30 años; se pudo comprobar que ambos fueron sacrificados, de acuerdo con huellas registradas en los huesos de ambos individuos.

El arqueólogo Emiliano Gallaga dijo que por el momento no es posible que la Reina Roja regrese a su cámara funeraria —en el interior el Templo XIII—, debido al exceso de humedad que presenta la edificación, construida a un lado del Templo de las Inscripciones, donde yace la tumba de Pakal. Además de que el sepulcro prehispánico está abierto a la visita pública, lo que impide el control de temperatura que requieren los restos para su correcta conservación.

Especialistas del INAH en arqueología y conservación estudian si eventualmente podrían regresar los restos a su cámara funeraria, una vez que el lugar cumpla con las condiciones necesarias para la conservación de los huesos; por el momento, dijo, el Instituto realiza trabajos de mantenimiento en el Templo XIII, encaminados a contrarrestar la humedad excesiva causada por el ambiente.

Finalmente, comentó, el INAH también realiza labores de conservación en el Templo de las Inscripciones, donde además se efectúa el monitoreo de las condiciones de temperatura y humedad en que permanece el sarcófago de Pakal; y en el Templo XX, donde en 1999 se localizó otra tumba a la que solo se ha podido acceder a través de una microcámara de video, debido a su intrincada ubicación.