Disminuye turismo “esotérico” en la zona arqueológica de Palenque.

Tras falsa profecía del fin del mundo, a la baja. No obstante se esperan más de 50 mil visitantes en Semana Santa.

m (1)

Palenque, Chiapas
Enrique Romero
Luego de que la supuesta profecía maya del fin del mundo, atribuida al fin del baktun XIII, no se verificara, el turismo “esotérico” que visita la zona arqueológica de Palenque parece ir a la baja a la entrada del equinoccio de primavera que inició ayer por la tarde. No obstante se espera una buena afluencia de visitantes para la Semana Santa, superior a los 50 mil.

m (2)

Ayer la milenaria ciudad maya, de edificaciones sorprendentes como el Templo de las Inscripciones y El Palacio, tuvo una afluencia normal estimada en más de mil vistantes, conforme lo reportaron los custodios de la zona arqueológica y lo corroborara el director de la zona, el arqueólogo Héctor Cuevas, quien refirió que efectivamente, luego del fin del Baktun 13, las visitas con motivos esotéricos disminuyeron, pues el año pasado recibió varias solicitudes para la realización de ceremonias de esta índole y para este equinoccio de primavera solo se registró una sola solicitud, la de un grupo que este día 21 realizará una pequeña ceremonia en la explanada del grupo norte.
Héctor Cuevas explicó que se espera una mayor afluencia durante el día de hoy viernes, “pues aunque el equinoccio entra oficialmente el jueves por la tarde, la gente está más acostumbrada a que sea el día 21 cuando vienen a “cargarse” de energía y a celebrar el inicio de la primavera”, comentó.

m (3)No obstante, este jueves pudimos observar un grupo que reverenciaba a una de las ceibas que se encuentran en la plaza principal, frente a El Palacio. La ceiba es el árbol sagrado de los mayas y representa 3 niveles o dimensiones. La raiz corresponde al inframundo, el tronco o fuste es el mundo cotidiano en que vivimos y la copa del árbol representa los 13 niveles superiores o lo divino”, explicó el arqueólogo.

Se observó también una visita equilibrada entre el turismo nacional y el extranjero, e incluso un grupo de estudiantes de secundaria de Palenque quienes acudieron con su maestra de inglés a practicar con los visitantes extranjeros lo aprendido en el aula, al tiempo que aprendieron más de la zona arqueológica pues tuvieron una visita guiada donde les explicaron la grandeza de esta cultura de la que son descendientes, comentó la profesora Lucie Huard, quien cada año lleva a sus alumnos a esta visita de práctica.

m (4)

El próximo día 23 se celebra el natalicio de Pakal, el más famoso gobernante maya de Palenque; sin embargo para este día la administración de la zona arqueológica no tiene programado evento alguno al respecto, pues están ocupados con los operativos de seguridad para la semana santa, indicó Héctor Cuevas, quien sugirió que en el mes de abril se conmemora el día internacional del museo y en ese marco se realizará un homenaje a Pakal, cuya tumba es el monumento prehispánico más importante del mundo.
Anuncios

Regresa la esposa de Pakal, la Reina Roja, a su casa en Palenque.

Luego de 18 años de estudios, determinaron que era consorte y no madre del gobernante maya. Retornó a su reino.

Palenque, Chiapas.

Enrique Romero

Luego de 18 años de permanecer en estudio en un laboratorio de antropología física de la Ciudad de México, los restos óseos de la Reina Roja regresaron a la ciudad maya de Palenque, Chiapas, donde fueron descubiertos en 1994, junto con sus dos acompañantes con quienes fue enterrada en el año 672 d.C., así lo dio a conocer ayer el INAH mediante un comunicado.

El nombre de la Reina Roja —cuyos restos se hallaron dentro de un sarcófago monolítico—, provino de que la máscara de malaquita que cubría su calavera, estaba recubierta por una capa de cinabrio (mineral rojo) de tres centímetros de grosor.

Luego de su descubrimiento, en el interior del Templo XIII de dicha la zona arqueológica chiapaneca, los esqueletos de la soberana maya y acompañantes (un niño y una mujer adulta), fueron trasladados al laboratorio del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), que se ubica en un anexo en el Claustro de Sor Juana.

Ahí, el antropólogo físico Arturo Romano Pacheco los estudió por más de una década y media para confirmar su sexo, edad al fallecer, enfermedades padecidas y relaciones de parentesco con otros personajes descubiertos en el sitio prehispánico.

Tras la culminación del análisis de los huesos y la obtención de los resultados, que ya se han dado a conocer en diversas publicaciones y un documental, el INAH determinó su regreso a Palenque, conforme a la política de conservar en el sitio arqueológico todos los materiales descubiertos, a fin de que no se dispersen en otras colecciones o museos, informó el arqueólogo Emiliano Gallaga, director del Centro INAH-Chiapas.

El traslado desde el Claustro de Sor Juana hasta Palenque estuvo a cargo del personal del Centro INAH-Tabasco —ya que la ruta más directa es Ciudad de México-Villahermosa—. El convoy viajó por carretera en un vehículo oficial del INAH, escoltado por una patrulla de la Policía Federal y dos elementos de seguridad de la Zona Arqueológica de Palenque, detalló Juan Antonio Ferrer Aguilar, delegado del INAH en Tabasco.

El viernes 15 de junio, día en que se conmemoraron los 60 años del descubrimiento de la tumba de Pakal, la Reina Roja llegó a Palenque, al filo de las 23:00 horas, en cuatro cajas forradas por dentro con hule espuma inerte que se ahuecó con la forma de cada hueso, lo que permitió trasladarlos sin peligro de que se movieran durante el trayecto.

Además de la Reina Roja, también fueron trasladados los restos del infante y la mujer adulta que los mayas le asignaron como acompañantes el día de su entierro; se llevaron en otras tres cajas de iguales características para la adecuada conservación de las piezas óseas.

El director del Centro INAH-Tabasco informó que las siete cajas con los restos óseos se depositaron en las bodegas de resguardo de colecciones de la Zona Arqueológica de Palenque, en un espacio donde la humedad está controlada y la temperatura se mantiene estable, conforme a las indicaciones que dieron los antropólogos físicos que estudiaron y trataron los huesos para su conservación.

Cabe recordar que los últimos estudios de antropología física determinaron que los restos mortales de la Reina Roja podrían corresponder a la esposa del gobernante maya Pakal II, y no a su madre, como se creyó durante los primeros años del descubrimiento de su tumba, en tanto que estudios de ADN confirmaron que no hubo parentesco entre ambos personajes.

Asimismo, las características del cráneo de la Reina Roja son semejantes a las representaciones de la esposa de Pakal, que se han identificado en tableros del sitio prehispánico; además, el fechamiento de los huesos dieron una antigüedad de 672 d.C., mientras que las inscripciones en los monumentos de Palenque aluden al 13 de noviembre de 672, como fecha de la muerte de Tz´ak-b´u Ajaw, cónyuge del soberano de Palenque.

En lo que toca a los resultados de los estudios hechos a los acompañantes de la Reina Roja, ahora se sabe que uno corresponde a un niño de sexo masculino que vivía su tercera infancia al momento de morir (7-12 años de edad); y el otro a una mujer de entre 20 y 30 años; se pudo comprobar que ambos fueron sacrificados, de acuerdo con huellas registradas en los huesos de ambos individuos.

El arqueólogo Emiliano Gallaga dijo que por el momento no es posible que la Reina Roja regrese a su cámara funeraria —en el interior el Templo XIII—, debido al exceso de humedad que presenta la edificación, construida a un lado del Templo de las Inscripciones, donde yace la tumba de Pakal. Además de que el sepulcro prehispánico está abierto a la visita pública, lo que impide el control de temperatura que requieren los restos para su correcta conservación.

Especialistas del INAH en arqueología y conservación estudian si eventualmente podrían regresar los restos a su cámara funeraria, una vez que el lugar cumpla con las condiciones necesarias para la conservación de los huesos; por el momento, dijo, el Instituto realiza trabajos de mantenimiento en el Templo XIII, encaminados a contrarrestar la humedad excesiva causada por el ambiente.

Finalmente, comentó, el INAH también realiza labores de conservación en el Templo de las Inscripciones, donde además se efectúa el monitoreo de las condiciones de temperatura y humedad en que permanece el sarcófago de Pakal; y en el Templo XX, donde en 1999 se localizó otra tumba a la que solo se ha podido acceder a través de una microcámara de video, debido a su intrincada ubicación.

  • Blog Stats

    • 1.847.025 hits
  • agosto 2019
    L M X J V S D
    « Ago    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031